El equilibrio entre el trabajo y la familia, ¿es posible?

1070

Hoy día se habla mucho de equilibrar o conciliar la familia y trabajo. La conciliación sigue siendo uno de los factores más valorados a la hora de escoger una empresa para trabajar.

Ahora bien, es conveniente aclarar en primer lugar a qué se refiere el término de conciliación de la vida laboral y familiar. Es habitual que al hablar de conciliar en sentido estricto pensemos inmediatamente en una madre trabajadora, pero ¿acaso no puede compatibilizar su vida profesional y personal también un joven empleado sin cargas familiares?

De hecho, los trabajadores independientemente de su edad o género demandan, cada vez más, empleos que les permitan conseguir un equilibrio entre trabajo y vida personal, implantándose la idea de trabajar para vivir y no vivir para trabajar.  Por tanto, el concepto de conciliación de la vida laboral y familiar debe comprenderse en un sentido amplio.

Políticas de conciliación laboral

Implementar una política de conciliación trae consigo una serie de beneficios reputacionales, de producción y de rentabilidad sobre los que pequeñas y grandes empresas deben comenzar a tomar conciencia si quieren retener y atraer el mejor talento en sus estructuras organizacionales.

Profundicemos un poco más en las ventajas de las políticas de conciliación en estos tres niveles, empresa, empleado y sociedad:

  • Reducción de importantes costes asociados al personal, por ejemplo, costes asociados a la rotación, a bajas por enfermedad o derivados de una disminución de la productividad.
  • Mejorar la calidad de vida del empleado disminuyen el nivel de estrés e irritabilidad, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el estrés laboral, y mejorando la unidad familiar.
  • Igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres favoreciendo la no discriminación por razón de sexo e incrementando el bienestar y desarrollo social de las sociedades.

Medidas de conciliación laboral

  • Flexibilidad de horario

Las jornadas intensivas permiten distribuir mejor el tiempo libre de los empleados pudiendo dedicar sus horas libres a descansar, esparcimiento, cuidado de familiares.

Además, poner a disposición de sus trabajadores una distribución de horas de conciliación. De esta manera, puedan gestionar la hora de entrada y salida de la oficina y disponen además de horas acumuladas para los días en que tengan que salir antes de la oficina por motivos médicos, administrativos o personales. Permitiendo a los empleados el disfrute de horas extra de descanso adicionales a sus vacaciones.

  • Facilitar el teletrabajo

Programas como el teletrabajo fomentan la flexibilidad espacial ayudando también a combatir la rigidez de horarios que, en muchos casos, resulta demoledora para la conciliación.

  • Servicios asistenciales

Ser más flexible con los empleados también implica comprender sus situaciones personales y ayudarles en la medida de la posible. Por ejemplo, cuando alguno de los trabajadores presenta problemas de salud.

Comentarios