El desempleo: un estigma que marca

707

Una investigación realizada por Geoffrey C. Ho, Ph.D. en Administración y candidato a doctor en la UCLA Anderson School of Management, revelo que los empleadores estadounidenses tienden a discriminar en contra de quienes están desempleados al evaluar candidatos para un puesto de trabajo. Su equipo le pidió a un grupo de 47 profesionales especializados en recursos humanos que evaluaran varias hojas de vida iguales a excepción de un aspecto: la mitad de los candidatos decía tener un empleo y la otra haberlo perdido un mes atrás. Los postulantes con trabajo recibieron un mayor puntaje en competencias y en la probabilidad de contratación.

En un segundo experimento, los investigadores le pidieron a un grupo de estudiantes que revisaran los currículums de gente empleada y desempleada, con el detalle que el segundo grupo se subdividía entre despedidos y personas  que renunciaron voluntariamente. En este caso, los estadounidenses que abandonaron su empleo por voluntad propia no recibieron más puntaje que los despedidos.

“Hemos encontrado un sesgo en contra de este grupo, por parte de los profesionales y del público en general, prácticamente desde el comienzo del desempleo”, comento Ho. De acuerdo con el periódico digital “The Huffington Post”, la Oficina de Presupuesto del Congreso de EE.UU. estima que esta clase de discriminación ha aumentado la tasa nacional de desempleo en un cuarto de punto porcentual. Según informa el referido medio, algunos estados están discutiendo incluso la posibilidad de prohibirla. Incluso Barack Obama lo propuso en el 2011.

Fuente: El Comercio
 

Comentarios