El 49% de los ejecutivos se cambia de trabajo por desarrollo profesional

678
  • La calidad de vida y las mejoras salariales quedan relegadas con 3% y 11%, respectivamente, según investigación de la consultora MandoMedio.com presente en Perú, Chile y Argentina.

La búsqueda de mejores expectativas de crecimiento y desarrollo es lo que hoy motiva a los profesionales a evaluar nuevas posibilidades laborales, según un estudio elaborado por la consultora especializada en búsqueda y evaluación de mandos medios, Mandomedio.com que evaluó las motivaciones de 150 ejecutivos contratados, mujeres y hombres de entre 25 y 50 años, que se cambiaron de trabajo durante lo que va de 2012.

Con un 26% de las preferencias, la segunda motivación para cambiarse de trabajo es pertenecer a una empresa líder en su rubro, sólida, prestigiosa y que sea un aporte real en el desarrollo de carrera de sus profesionales. Esto queda en evidencia principalmente en el grupo más joven y en los mayores de 40, donde esta motivación alcanza un 33% y un 29%.

Según Erika Céspedes, Gerente de Consultoría de Mandomedio.com, “las personas no se cambian de trabajo sólo por un mejor sueldo, la gente se cambia al no proyectarse a largo plazo en su actual lugar de trabajo y antes de cuestionar su desempeño laboral, prefieren cambiarse, ya que tienden a ver el pasto del vecino más verde que el propio".

De hecho, a nivel global las mejoras salariales representan la tercera motivación para cambiarse de trabajo con un 11% de las preferencias. De entre ellos un 48% se cambia en promedio por un 10% más de sueldo. Esto disminuye de manera considerable en el segmento más joven donde alcanza sólo un 3% de las motivaciones.

A juicio de Erika Céspedes, este estudio viene a confirmar la alta preocupación que hoy tienen los más jóvenes por su desarrollo profesional, “los ejecutivos de 25 a 35 años privilegian entornos donde puedan obtener mejores niveles de desempeño para lograr promociones y reconocimiento a su trabajo, pero no necesariamente está ligado al sueldo, sino a participar de la toma de decisiones, manejar equipos de trabajo, acceder a estímulos tipo capacitación especializada o participar de viajes de negocios. Siempre están viendo a la empresa de al lado con el pasto más verde”.

A partir de los 30 años las mejoras económicas comienzan a ser un elemento a considerar a la hora de cambiarse de trabajo, siendo la segunda motivación de las personas entre 36 y 39 años. Según la consultora esto se explica por los compromisos que adquieren las personas en esa etapa de su vida como la familia e hijos y la necesidad de estabilidad laboral.

Y si bien el desarrollo profesional es la primera opción de hombres y mujeres con un 53% y 47% respectivamente, donde sí discrepan es en la calidad de vida, variable que sólo aparece mencionada en el segmento femenino con un 8% y que refleja una preocupación por variables como la flexibilidad horaria, cercanía de la casa y el trabajo, tiempo para dedicarle a la familia o deporte, entre otros.

Las motivaciones de las empresas

En tanto, por el lado de las empresas, las motivaciones o causas por las cuales las compañías buscan nuevos ejecutivos están relacionadas con el crecimiento, la promoción al interior de la compañía, la renuncia de ejecutivos y por desempeño laboral.

En base a las actuales búsquedas que está realizando Mandomedio.com, las causas de las empresas para llenar cargos obedecen mayoritariamente (60%) a crecimiento empresarial, seguida de renuncia de ejecutivos (29%). Los remplazos de profesionales promovidos concentran un 8% y el alto desempeño un 3%.

Según Erika Céspedes, lo interesante de este escenario es que está relacionado con el desarrollo profesional que motiva a los ejecutivos a cambiarse de trabajo, ya que “la renuncia de ejecutivos muchas veces se debe a que no fueron promovidos y por tanto no pueden seguir ascendiendo en la empresa”.

La gerente de Mandomedio.com, agrega que “en las empresas pasa lo mismo que con las personas, se ve al ejecutivo del lado como el pasto más verde y además hay un grupo de personas que renuncian, porque en su empresa actual no hay plan de desarrollo de carrera. No se mira a la gente interna para promocionarla”.
 

Comentarios