¿Ejercicios en la oficina? Los beneficios del Fitness Corporativo

874

En la actualidad, gran número de trabajos se realizan sentados, factor que ayuda a la propagación de la vida sedentaria y la inactividad física y en consecuencia, a la pérdida de masa muscular, la subida de peso y a una mayor predisposición a sufrir enfermedades y lesiones.

En vista de la importancia de ejercitarse para la salud en general, vale la pena echar un vistazo al único sitio donde casi todos nosotros pasamos una buena parte de nuestra vida: el lugar de trabajo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: GIMNASIO EN LA OFICINA UNA TENDENCIA QUE COMIENZA A IMPONERSE EN LAS EMPRESAS

Por ello, con el objetivo de mejorar la salud y la condición física de los empleados e incrementar al mismo tiempo la productividad laboral, algunas empresas han implementado a su modelo de negocio lo que se conoce como fitness corporativo, una nueva tendencia que ha ganado fuerza en los últimos años y que ya ha demostrado tener gran eficacia para reducir el absentismo y los costes sanitarios.

Beneficios del fitness corporativo

1. Aumenta el bienestar, la salud y la motivación de los empleados: el deporte aporta mejoras físicas y psíquicas a quien lo practica. Un trabajador más sano será un trabajador más contento y estará más motivado para implicarse en proyectos con una empresa que además, se preocupa por su bienestar y buen estado de forma.

2. Reduce el estrés y mejora la memoria y concentración de los trabajadores: como si estuviéramos ante un relajante natural, el ejercicio ayuda a disminuir tensiones y los niveles de estrés.

3. Disminuye los costes económicos y en sanidad de las empresas: si un empleado esta más sano el número de bajas o días de enfermedad se verá reducido.

4. Mejora la productividad laboral: la práctica de actividad física ayuda a estar más activo, despierto y receptivo y a concentrarse mejor.

Hacer ejercicios en la oficina no es una idea nueva. Pero es una práctica donde todos ganan en términos de salud, moral y productividad, que merece ser puesto en el centro de atención una vez más.

Teniendo en cuenta lo común que son los males cardíacos y otras enfermedades crónicas, no es una exageración decir que nuestro futuro como personas, empresas y sociedades sanas puede depender de ello.

 
 

 

Comentarios