Ejecutar norma de salud y seguridad ocupacional puede costar hasta S/. 25 mil

630

Según laborista, monto no es significativo para grandes empresas pero sí para pequeñas. Otra especialista dice que invertir en seguridad es rentable.

La implementación de la ley de Salud y Seguridad en el Trabajo podría costar entre S/. 10.000 y S/. 25.000, según el tamaño de las empresas. Así lo aseguró el abogado Juan Carlos Benavente, quien precisó que esos montos no son significativos para las grandes organizaciones, pero sí para las pequeñas.

Asimismo, señaló que por su complejidad y costo algunas empresas no estaban implementando todas las exigencias de esa norma. Incluso, dijo que muchos de los procesos-como la matriz de Riesgos y Peligros-no podían realizarse con el personal de las empresas y debían ser encargados a consultoras especializadas, que “no cobran poco por sus honorarios”.

De manera coincidente, el laborista Orlando de las casa señaló que las empresas más grandes sí estaban implementando esas normas de seguridad e, incluso, enfatizó que ellas estaban en mejores condiciones que las pequeñas para afrontar una fiscalización laboral en esa materia.

Asimismo, destacó la complejidad para las empresas de implementar esa norma, así como las auditorías que debían efectuarse. También, señaló que muchos empresarios estaban preocupados por el monto de las multas que podía imponer la Sunafil ante el incumplimiento de las normas de seguridad.

La seguridad si es rentable

Por su parte, la especialista de Pacífico Seguros, Patricia Kuzis, aseguró que el mundo las empresas estaban más convencidas de la necesidad e importancia de implementar sistemas de seguridad en sus propias organizaciones.

Asimismo, enfatizó que para las empresas la seguridad en sus organizaciones debe ser una preocupación constante, porque un accidente puede generarle problemas tan graves que puede poner en peligro su continuidad en el tiempo.

Explicó que un percance origina una serie de consecuencias y costos visibles para la organización, como la atención a la persona afectada, la reparación del daño ocasionado, etc.

Sin embargo, enfatizó que había costos invisibles que podían poner en el peligro a la organización. Entre ellos, mencionó el deterioro de la imagen y del clima de trabajo y hasta podría afectar la decisión de compra de los clientes y de los propios proveedores.

Señaló que incrementar la seguridad y prevención en las empresas es rentable para ellas, porque de esa manera se protege a la organización de una serie de efectos impredecibles.

 

Fuente: El Comercio

 

 

Comentarios