Dominio del idioma inglés como recurso fundamental para ascenso en el trabajo

943

La preparación académica por parte de los ejecutivos se da de manera progresiva y esto se da por el deseo de aspirar a cargos gerenciales. De este modo, ya no solo basta tener estudios de posgrado, sino contar con un dominio del idioma inglés, requerido tanto por empresas locales y multinacionales.

ingles

¿Se te es peculiar haber escuchado que un familiar o amigo ha perdido una gran oportunidad laboral en un buen cargo ejecutivo por no saber suficientemente el inglés? Este ejemplo está siendo más recurrente, tal como lo refleja una encuesta realizada por LHH-DBM Perú aplicada a trabajadores peruanos en el 2015.

Esta señala que el 21% cuenta con un nivel básico de inglés, un 39% tiene un nivel intermedio y un 38% un nivel avanzado. El mismo sondeo refleja que el 32% de los participantes cursó un MBA, en tanto un 23% estudió una maestría diferente a un MBA y un 43% se inclinó por un diplomado o curso de especialización.

Ante esto, ¿Cuál sería fundamental para obtener una plaza ejecutiva: el inglés o una maestría? Para despejar esta duda, tres especialistas analizaron esta incógnita.

Para Diego Cubas, socio director de Cornerstone Perú, una maestría siempre sumará valor al profesional, mientras que no tener inglés restará.

Además, sostuvo que una maestría sumará valor al profesional siempre y cuando esta tenga utilidad para el mercado. “Hoy tenemos un abanico de maestrías, pero no todas aportan valor. Dependerá de la institución, el tipo de maestría o si el programa integra algún ranking internacional”, explicó.

Por su parte, Guillermo Winter, director de Head Hunters Perú, sostiene que, si bien el contar con ingles avanzado es un plus para el trabajador, se debe valorar un perfil integral que incorpore un conjunto de habilidades y conocimientos.

“Todo depende de lo que la empresa requiera. Yo diría que son importantes las competencias blandas, luego el dominio del inglés y la maestría, si un ejecutivo habla bien el inglés, pero sus capacidades de liderazgo o trabajo en equipo son bajas, no podrá dirigir de manera eficaz”, sostuvo Winter.

Del mismo modo, Patricia Padilla, gerenta comercial de la consultora CL Selection, opina que ambos conocimientos, es decir la maestría y el inglés, dotan de recursos fundamentales a quienes desean incursionar en el mundo ejecutivo. “Ambos factores son importantes y tienen que avanzar a la par. Ello hará que los trabajadores sean percibidos y valorados”, afirmó.

Se incrementa su demanda
Finalmente, tanto Padilla como Winter coincidieron en que existe una demanda sostenida de ejecutivos con dominio del idioma inglés en sectores como minería, hidrocarburos, consumo masivo, finanzas, manufactura, exportación, entre otros rubros, pero que “no es una tarea sencilla” encontrar dicho capital humano.
Los especialistas estiman que en los próximos años la demanda se incrementará y el inglés dejará de ser filtro importante para pasar a ser un requisito básico.

Comentarios