Diez reflexiones que deberías hacer antes de plantearte un cambio de carrera

685

Es básico ser consciente de las habilidades y las carencias propias, así como informarse sobre el sector
En momentos de crisis como el actual, desafortunadamente muchas personas se ven abocadas al paro pero la parte positiva es que se convierte en una buena oportunidad para replantearse la carrera profesional. La revista Forbes ofrece una guía de consideraciones que debería hacer toda persona antes de plantearse un cambio de rumbo laboral.

1. ¿Qué quiero?
Comienza por hacer una autoevaluación de tus valores, plantéate en qué te gusta trabajar y que serías capaz de hacer incluso si no te pagaran por ello. Es importante identificar aquellas cosas que te han motivado des de siempre, ya que en momentos de incertidumbre como el actual, funcionan cómo una brújula.

2. ¿Tengo lo que necesito?
Es el segundo aspecto importante a considerar cuando se piensa en un cambio de rumbo. Primero, identificar que quiero, y segundo, ver si dispongo de los medios necesarios para conseguirlos. Así que averigua que valoran los expertos en Recursos Humanos en el campo que quieres integrarte y asegúrate de que cumples esos requisitos.

3. ¿Qué puedo ofrecer?
Es una buena idea hacer un inventario de las cosas negativas de cada uno, para mejorarlas en todos los sentidos, y también de las cosas positivas, para saber qué combinación de activos es la que nos abrirá más puertas. Si vas a hacer un cambio de dirección tienes que tener muy claras cuáles son tus habilidades, capacidades y experiencias, para poder dejarlas claras a los posibles empleadores de ese nuevo sector.

4. ¿Son mis habilidades actuales transferibles al nuevo rumbo?
Puede que no tengas ninguna experiencia relacionada con el nuevo campo en el que quieres entrar, pero posiblemente algunos de tus aprendizajes vitales si sean reutilizables. Así que repasa toda tu carrera, desde el colegio, en busca de vivencias que te sirvan para sentirte mínimamente cómodo en tu nueva destinación.

5. ¿Sabe exactamente que implica su nueva carrera?
Uno tiene que hacer el esfuerzo de informarse al máximo sobre las perspectivas de la nueva carrera en la que quiere enfocarse, no sólo en la formación requerida sino en aspectos como las estimaciones salariales o el equilibrio entre la vida personal y la profesional. Hacer un cambio de carrera es un giro que marca la trayectoria profesional y tenemos que estar seguros de cuál es la dirección que queremos tomar.

6. ¿Para qué empresas tendría que trabajar?
En el mismo sentido que el punto anterior, es una buena idea investigar las empresas líderes en el campo en el que queremos trabajar, pero también cómo funcionan las pymes, ya que forman la gran mayoría del tejido empresarial, sobre todo en España.

7. ¿Quién puede echarme una mano?
Una vez hayas reducido la lista de objetivos de los campos y empresas que te interesan, pon en marcha tu red de contactos. Pregunta a tu familia y a tus amigos si conocen a alguien que trabaje en ese sector o asiste a eventos y ferias relacionadas dónde puedas conocer a gente que esta profesión. Si estos contactos no consiguen abrirte puertas, como mínimo podrán darte información de primera mano sobre cómo se trabaja en esa área.

8. ¿Cuáles son las perspectivas de futuro en esa carrera?
Averigua todo lo que puedas sobre el estado actual de la profesión pero también sobre sus perspectivas de futuro. Lógicamente, te interesan sectores que estén añadiendo nuevos puestos de trabajo o que estén consolidados, y mucho cuidado con las profesiones emergentes, aunque sean atractivas.

9. ¿Seré feliz en esa nueva profesión?
Ojalá hubiera una fórmula mágica para acertar la respuesta a esta pregunta, pero tienes que plantearte si crees que vas a ser más feliz en esa profesión que en la que estás ahora. La única respuesta segura es probarlo, pero que sea con el menor riesgo posible, es decir, habiéndolo estudiado al máximo antes.

10. ¿Estoy dispuesto a empezar de nuevo?
Una vez hayas hecho toda la investigación y hablado con gente que actualmente trabaja en ese sector, repregúntate si estás motivado realmente para empezar de cero en esta nueva profesión. ¿La investigación te ha animado más, o por lo contrario, te ha decepcionado? Quizás las consideraciones empiezan a parecer repetitivas, pero es un paso muy importante y hacerlo en falso sería un grave error.

 

 

Comentarios