Día no laborable puede generar sobrecostos a firmas

698

Con el fin de generar un fin de semana largo y fomentar el turismo interno, el Gobierno declaró al próximo viernes 2 de enero como día no laborable, tanto para el sector público y privado.

El decreto, publicado ayer en El Peruano, indica que en el caso del sector público, las horas dejadas de laborar se compensarán en los diez días siguientes al descanso.

Mientras que en el caso del sector privado, el empleador deberá acordar con el trabajador la forma en que se realizará la compensación.

La medida ha generado el rechazo de varios gremios empresariales, debido a la pérdida de producción que genera.

Sobrecostos

Asimismo, el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, Luis Salazar, refirió que la medida implicará sobrecostos para las empresas que requieran laborar, pues en la mayoría de los casos pagan una compensación a sus trabajadores para que vayan a laborar ese día

El abogado laboralista, Jorge Toyama, explicó que al ser un día no laborable, el trabajador no está obligado a asistir a su centro de labores.

Pero si la empresa requiere de sus servicios, en muchos casos ofrece un incentivo para acordar su asistencia, que puede llegar a ser el pago de una jornada extra de trabajo.

“Ello sucede en los casos de un supermercado o una fábrica que no quiere parar”, indicó Toyama.

Agregó que en caso sí se cumpla con el descanso, muchas veces para la empresa será imposible compensar luego esas horas, pues no requieren alargar su jornada de trabajo. “En la práctica se convierte en un día menos de trabajo. Por ello, algunas empresas logran acordar este descanso a cambio de un día menos de vacaciones”, anotó.

El decreto establece que las empresas que brindan servicios públicos básicos estarán exceptuadas del día no laboral. También aquellas labores indispensables cuya paralización ponga en peligro a las personas o impida la reanudación de las actividades ordinarias de una compañía.

 

Fuente: Diario Gestión

 

 

Comentarios