Despido Laboral: cómo anunciarlo de la mejor forma

1094

Cuando llegan los tiempos de recortes laborales por diversos motivos, la decisión suele ser muy complicada para un jefe. Esto debido a que no hay una falta grave por parte del trabajador, no se trata de una persona que no reúna las cualidades para su puesto por lo que el despido suele convertirse en un momento de mucho estrés.

¿Hay mejores formas de suavizar la situación?

Especialistas dan algunos consejos para cuando un responsable debe afrontar esta situación nada agradable. 

Hacer lo correcto. La asesora ejecutiva de liderazgo ejecutivo, Alicia Bassuk, señala que despedir a alguien “nunca es fácil, porque es algo que impacta a individuos, familias, lugares de trabajo y comunidades”. 

Formalidades. Para muchos jefes, realizar un despido es una situación muy estresante. Por eso Robert Sutton, autor del libro Good Boss, señala que “es importante ayudar a las personas a entender por qué es necesario, que es justificable y no es simplemente la acción de un jefe loco”.

Si hay problemas de conducta. Incluso si el despido responde a una mala conducta del trabajador, reiterada o grave, se recomienda que la reunión no se use para hacer señalamientos.

Corto y claro. Tampoco es buena idea que la reunión se extienda demasiado, porque no se debe confundir la sesión de despido con una de retroalimentación o feddback. “Hazlo breve, rápido y claro”, dice Stegemann.

Acompañado. Stegemann también dice que ha visto de todo al informar sobre despidos, desde lágrimas hasta gritos y en casos muy raros, agresiones. Por eso recomienda no ir solo a la reunión. “Lleva otro gerente contigo, preferiblemente de recursos humanos, en caso de que ocurra algo fuera de lo ordinario”, dice.

Recuerde que antes de llegar al extremo, usted tiene la responsabilidad de dejar en claro las expectativas que tiene de esa persona como colaborador. Si no se cumplen, no tenga miedo de afrontar la decisión que tomaría un jefe. 

 

Comentarios