¿Despido en el trabajo? Esto es lo que los jefes deben evitar

679

Encargarle a otro la notificación y hablar con rodeos son algunas de las acciones que se deben evitar al manejar un despido.
Darle punto final a la relación laboral entre un colaborador y la empresa no es una decisión grata para ningún jefe. Y este proceso se podría volver más traumático si el directivo no alimentó a su personal con información sobre su desenvolvimiento de forma constante.

“El gran problema [en un despido] pasa cuando el jefe no ha hecho una gestión de desempeño periódica y permanente sobre su equipo. Entonces, su gente no sabe si está haciendo bien las cosas, si los objetivos que han logrado son suficientes, si la forma de trabajo es satisfactoria”, explica el director de Desarrollo de negocios en Latinoamérica de PCG Consulting, Diego Andiarena.

Para evitar agudizar este encuentro, en el que se recomienda elegir un lugar privado en el que no hayan interrupciones, los jefes deben evitar hacer lo siguiente:

ENCARGAR A OTRO LA NOTIFICACIÓN DE DESPIDO

Quien debe manejar la notificación de despido a un trabajador debe ser el jefe y no otra persona. “Es una responsabilidad que no se puede delegar”, apunta Andiarena.

DEJAR AL AZAR EL CONTENIDO DE LA REUNIÓN

Por más tareas pendientes que tenga encima un jefe, no debe olvidar preparar información sensible para el trabajador saliente. “Es una reunión clave para la persona [despedida], con lo cual tiene que ser asumida con esa seriedad. El jefe tiene que haber gestionado el cálculo de la indemnización, de la fecha de pago, indicar si [el trabajador] va a tener un proceso de ‘outplacement’; todo lo que sea necesario para que el colaborador se vaya con la información que necesita”, destaca el experto.

HABLAR CON RODEOS

Ya en la reunión de despido, lo peor que puede hacer un jefe es irse por las ramas. “Uno tiene que ser directo. Es una reunión en la que se va a tratar un punto específico. No hay que empezar con rodeos, sino precisar que se está reunido por el desempeño”, indica el director de PCG Consulting.

IR SIN EL CONSEJO DE RECURSOS HUMANOS

Además, Andiarena recomienda que los jefes se asesoren con el personal de recursos humanos y de ser posible, sean ellos los que acompañen la cita. “Conviene que esté alguien de recursos humanos como testigo de la reunión, para ayudar en caso de que algún dato no sea precisado e incluso como testigo como de lo que realmente pase en la reunión”, explica.

OLVIDAR EL RESPETO HACIA LOS COLABORADORES

Si bien cada despido tiene un efecto directo sobre la persona que se va, también tiene un efecto indirecto sobre los que se quedan. “Te van a juzgar básicamente por cómo has tratado a la persona que se va”, recuerda.

Y es que el respeto y la consideración hacia los colaboradores también se reflejan en este encuentro. Así, los jefes deben manejar el proceso de despido de la forma más profesional y humana posible y buscar el equilibrio. “Si cuando el jefe despide a una persona y no la deja volver a la computadora para que se lleve las fotos de fin de año con sus compañeros por una cuestión de seguridad o lo que fuera, la gente va a decir ‘por un lado nos dicen que somos importantes, pero por el otro nos tratan como delincuentes'”, puntualiza el experto.

Comentarios