¿Desempleo o alta rotación? Que no te perciban como trabajador inestable

929

Cuando buscamos empleo, es sumamente importante la manera en que nuestro historial laboral influye para la contratación y por ello debemos ser muy cuidadosos en la manera de presentarnos ante una empresa.

entrevista

Hoy en día es común que haya una mayor movilidad en el trabajo y tampoco resulta extraño pasar por periodos de desempleo, sin embargo, debemos saber justificar este tipo de acciones frente al reclutador para no generarle una impresión de inestabilidad laboral.

Recuerda que en este tipo de casos, tu mejor es presentación es tu currículum de competencias o funcional pues a diferencia del cronológico, se enfoca en tus fortalezas y no en las fechas.

  • Cómo explicar los periodos de desempleo
    Los lapsos cortos de desocupación no son evidentes si en las fechas de tu currículum sólo haces mención de los años. Destaca tus objetivos en el currículum para enfocar la atención del reclutador en tus fortalezas y el aspecto cronológico pasará a un segundo plano.

    Analiza si durante tu periodo de desempleo realizaste otras actividades que pudieran relacionarse con tu trabajo o con la adquisición de experiencia en otros rubros, como proyectos, consultorías, cursos e incluso trabajos voluntarios. Haz lo posible por dar a conocer que te has mantenido actualizado.

    La inactividad por enfermedad, por situaciones familiares o por alguna situación personal adversa, no tienes que justificarla en tu currículum. Explícale directamente a tu reclutador durante la entrevista en caso de que éste te cuestione.

  • Si has cambiado mucho de trabajo
    La ventaja del currículum de competencias o funcional es que te permite adaptar tu experiencia de muchas maneras. Por ejemplo, puedes agrupar los cargos similares en más de una empresa, sin necesidad de hacer mención de las fechas: Asesor de Marketing, Empresa Equis, Empresa Ye, Empresa Zeta. Tampoco es necesario que incluyas todos tus empleos, sólo que destaques los más importantes.

    Incluye una carta de presentación (personalizada para el puesto y la empresa) que destaque tus objetivos y fortalezas, de esta manera el currículum será un complemento para el reclutador. Piensa además que en la actualidad, muchas profesiones tienen gran movilidad y no es mal visto el cambio frecuente de empleo.

Comentarios