De empleo temporal a fijo

623

La mayoría de los profesionales desempleados y ansiosos por trabajar, intentan superar esta desesperanza tomando distintas alternativas para encontrar alguna opción laboral. Por lo mismo, muchos han decidido desempeñarse en algo diferente a lo que estudiaron, mientras otros, con mucha expectativa, prefieren instruirse en lo suyo eligiendo empleos temporales. Este tipo de puesto requiere cumplir con metas establecidas para determinado proyecto y finalmente, es como si estuvieras en una entrevista prolongada, ya que debes demostrar a diario tus competencias para esa vacante.

Ernesto Velarde, country manager de Trabajando.com Perú, señala que, “Cuando quieres conseguir trabajo toda opción se vuelve una oportunidad, el hecho de encontrar un trabajo temporal en el que puedas desempeñarte, a la vez abres puertas a millones de oportunidades que puedan surgir si realizas bien tu labor”.

Por todo lo comentado anteriormente, podemos concluir que quedarse como trabajador de planta no es sencillo, ya que esos espacios se crean en épocas y con objetivos muy determinados. Pero, en opinión de los expertos, en los primeros días del año se registra, (al menos en el portal de Trabajando), un repunte en el número de ofertas laborales, y la mayoría están en sectores donde -tradicionalmente- contemplan el esquema temporal y luego lo pueden convertir en fijo, como los bancos.

Si buscas pasar de un trabajo de temporada a uno fijo, toma nota a lo que Trabajando.com te cuenta a continuación.

1.- Hay que ser proactivo en la actividad que se asigne. Por ejemplo, si has terminado con los pendientes del día, hay que preguntar si puedes apoyar en algo más. Eso indica que estás dispuesto a tomar la iniciativa.

2.- Una vez dentro, comienza a analizar por qué razón te gustaría permanecer en el lugar. Si existen motivos suficientes para mantenerse luchando por conseguir un espacio ahí, hay que trabajar en alimentar la relación que se tiene con la empresa, mantener o incrementar el ritmo de trabajo y dar el mayor valor agregado a las operaciones diarias.

3.- Por otro lado, siempre hay que estar atento a las señales y reconocer cuando existirá o no una oportunidad de trabajo dentro de la organización a la que perteneces. En caso de haberla, debes mostrar de inmediato interés. Hay que ser claro y reiterativos con el mensaje. Cuando la respuesta es negativa, la otra opción es hablar con gente del área y averiguar si existe campo en otros departamentos, pero si la persona recibe evasivas o cero respuestas, está frente a una empresa que, claramente, no podrá ofrecerle nada y debe hacer más fuerte su búsqueda para encontrar una oferta fija, aunque sea fuera de ahí.

4.- Importante es, que aunque sea poco tiempo, te integres con tus compañeros de trabajo de la misma área y fuera de ella. Cuando existe la opción de abrir un espacio, es común que los jefes pidan referencias a los compañeros para ver si "hubo química" con la gente para que éste se pueda quedar con el puesto.

Ernesto señala que “en cualquier empleo temporal si realizas bien tus funciones, demuestras tus habilidades y en tus actos reflejas tus intenciones de querer seguir desarrollándote dentro de la empresa, es muy probable que te consideren para una vacante e incluso si ésta no existiese se busque un cargo con el fin de incorporarte indefinidamente a la organización”.

Estos empleos pueden ser oportunidad, pero es importante que al ser contratado, sobre todo si se cambia a un lugar fijo, haya un contrato (antes y después) que establezca las funciones a realizar, el pago por ellas, prestaciones (si existen), entre otros datos.

 

Comentarios