Date un respiro, vive más el fin de semana

1046

Finalizado el viernes, es habitual sentir un ligero alivio al dejar por 48 horas el ambiente laboral. Y podemos decir ligero porque algunas personas llevan los pendientes para culminarlos o examinarlos en las horas destinadas al descanso, en donde se debería acumular energías para la semana entrante.

Aprende a vivir al máximo estos días para que no sientas, una vez llegado el lunes, que no descansaste nada.

Rompe la rutina. No caigas en la monotonía. Los fines de semana practica algún deporte, visita algún club o museo, aprende cosas nuevas y distánciate de los ambientes cerrados, despejar la mente y el cuerpo contribuye al bienestar.

Improvisa algunas veces. Es preciso, más allá de romper lo rutinario, dejar algunos fines de semana a la improvisación. Como por ejemplo, decidir un sábado no levantarse de la cama hasta el almuerzo.

Organización. No siempre se cumplen las tareas destinadas a la semana laboral, llevarlas a la casa para los días de descanso no deja de ser una buena idea siempre y cuando se establezcan horas para cumplirlas. Desconectado de todo, con la finalidad de aprovechar el tiempo para otras actividades.

Focalizar. Tener en cuenta que, más allá de los pendientes que podemos llevar para el fin de semana y resolveremos, o pasar esos días en alguna casa de campo lejos de la ciudad, debemos tener la mente puesta en esas horas y no situarnos en el lunes dentro del trabajo. Enfocarnos en las actividades hará que disfrutemos más de los instantes

Comentarios