Cuatro lecciones de empleabilidad que deja la cuarentena

278

Después de más de 100 días de establecida la cuarentena, finalmente los comercios empiezan a operar, se respira un aire de esperanza y posible normalidad; sin embargo, según el estudio de Impacto del COVID-19 en la Gestión de la Compensación de EY Perú, señala que el 68 % de empresas peruanas planea continuar con el teletrabajo una vez se levante la cuarentena.

Definitivamente hoy más que nunca los líderes de recursos humanos están enfocados en el bienestar del personal y en ayudarlos a mantenerse motivados en el trabajo, pero para plantear un nuevo camino, Giancarlo Ameghino, gerente de Gestión y Desarrollo Humano del Grupo Crosland, considera debe realizarse análisis de cuatro aspectos cruciales desde el enfoque laboral a fin de poder enfrentar la nueva normalidad con una mejor estrategia.

Nuevas formas de trabajo: antes de la emergencia eran pocas las empresas que apostaban por tener un día de Home Office; sin embargo, este ha sido el sistema que ayudó a un gran número de ciudadanos a mantener su trabajo principalmente en los sectores de Finanzas y Seguros, Petróleo y Energía, Comercio, Alimentos, Consumo Masivo y Servicios. Sin duda, este sistema será una alternativa que aún continuará vigente como método preventivo en algunas compañías.

Valoración de la tecnología: la evolución de la tecnología ha permitido que muchas empresas sigan operando, contar con equipos y sistemas portátiles ha sido una ventaja para muchos sectores. Asimismo, las empresas que no estaban a la vanguardia en equipos, queda claro que el camino es la actualización de equipos y servicios que puedan operar desde cualquier lugar.

Nuevos líderes: la formación tecnológica del personal es un requerimiento para continuar con las operaciones; por ello, si no se cuenta con personas capacitadas, debe trabajarse en su formación y actualización. Además, esta coyuntura ha sido una oportunidad para descubrir talentos escondidos en tecnología, resiliencia, empatía y liderazgo.

Soporte: para que la distancia no sea un problema de distanciamiento “emocional” con la compañía y los compañeros, las empresas han tenido que implementar nuevos modelos de comunicación y soporte, por equipos e individualmente, ya sea mediante capacitaciones sobre las nuevas herramientas o apoyo relacionado a la salud emocional de los colaboradores.

Finalmente, Ameghino considera que todo lo que hemos vivido desde marzo se ha convertido en un motivador a pensar en nuevas formas y mejoras del manejo de personal. Si bien existe el temor del remplazo de las personas por máquinas, no se debe permitir que este temor crezca en el personal. La tecnología básicamente complementará las labores de las personas, más no las remplazará, y sobre todo en lo que tenga que ver con la interacción y el sentir de las necesidades humanas.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios