Cuatro de cada 10 limeños tienen probabilidades de conseguir empleo

551

Si bien, muchos podrían deducir que el crecimiento económico del país ha impulsado la creación de empleos, por primera vez un estudio realizado por el Instituto del Perú muestra cifras exactas sobre este aspecto.

Según el investigador, Nikita Rufino -quien elaboró la investigación en base a datos del MTPE y el INEI- entre el 2012 y el 2013 la probabilidad de conseguir empleo en la capital ha venido incrementándose a una tasa de 2.6%, llegando a ubicarse en el promedio de que cuatro de cada diez limeños tienen probabilidades de conseguir empleo en el transcurso de un mes.

En el marco del XXIV Seminario Anual del CIES 2013, explicó que si bien no hay mayores diferencias por género, sí las hay en cuanto a edad y educación.

“Los trabajadores desempleados de menor edad y los menos educados encuentran empleo con mayor facilidad respecto a aquellos que tienen un mejor nivel educativo y son mayores”, dijo.

Comentó que estos resultados son consistentes, pues los limeños con una mayor preparación educativa y profesional buscan empleos donde el salario sea mayor, mientras que los aspirantes o más jóvenes aceptan ofertas laborales con mayor frecuencia.

Asimismo, indicó que los jefes de hogar (ya sean hombres o mujeres) tienen mayores dificultades para encontrar un trabajo respecto a otros miembros del hogar.

“Hay un mayor esfuerzo en búsqueda de los primeros, pues tienen personas a su cargo”, anotó a Gestión.

Pérdida de empleo

Otra de las variables que se analizaron en el estudio, según Rufino, es la de la tasa de separación o pérdida de empleo. Al respecto, detalló que esta ha venido cayendo en -0.7% en los últimos 11 años.

“Lo que hemos visto es que la pérdida de empleo es mayor entre las personas jóvenes (principalmente en menores de 23 años), así como en aquellos que laboran en empresas con menos de diez trabajadores y también en aquellos que están vinculados a los sectores de construcción y manufactura”, detalló.

En ese sentido, precisó que solo en el caso de construcción la pérdida del vínculo laboral es cuatro veces más el promedio de las demás actividades económicas.

“Aquí se destruyen de manera acelerada los empleos, debido a la temporalidad de los proyectos en los que participan los trabajadores. Por lo tanto, es un sector altamente vulnerable”, sostuvo.

Finalmente, indicó que es en el sector servicios en el que la separación del trabajador con su actividad laboral es la de menor nivel, con tendencia decreciente.

 

Fuente: Diario Gestión

 

 

Comentarios