¿Cuáles son los riesgos de prohibir la tercerización?

180

Ocho de cada diez empresas en el país optan por la tercerización y el 90 % de ellas se vuelven más productivas, según la Asociación de Empresas de Tercerización y Trabajo Temporal del Perú (AETT Perú). Sin embargo, esta actividad se encuentra en jaque debido a que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE) contempla su prohibición como parte de la “Agenda 19”, que fue presentada hace poco en la Comisión de Trabajo del Congreso.

Entre las ventajas de la tercerización de servicios se encuentran la reducción de costes institucionales, la mejor selección de profesionales especializados, menor carga administrativa lo cual se traduce en mayor productividad, entre otros. De acuerdo a Gonzalo Torres, gerente de Mantenimiento del Grupo EULEN Perú, solo en el primer trimestre del año las propuestas para servicios tercerizados se incrementaron en un 20 %. “Respecto a los sectores que más tercerizan por volumen de personas y cantidad de servicios son el sector minero y retail. Sin embargo, a raíz de la pandemia, se ha evidenciado una mayor demanda de los servicios de limpieza y logística”, comentó.

Problemática 

Julio Villalobos, abogado laboralista, asociado de Miranda & Amado, asegura que prohibir la tercerización de servicios puede generar un problema de forma o constitucional que tiene que ver con el derecho de libertad de empresa. “Prohibirla podría generar la creación de un mercado negro y por ende, el aumento de la informalidad, sacando del mercado a un gran número de mypes que alberga el sector de servicios”, recalca.

Villalobos coincide con Torres en que el Gobierno debe enfocarse más bien en reducir la informalidad.

Cabe destacar que hay 400,000 empleados trabajando en el sector servicios de los cuales el 60 % labora para empresas formales. Además, entre 1,100 y 1,200 empresas en el país están inscritas en el MTPE como prestadoras de servicios, sin contar aquellas que operan de manera informal, siendo un reto combatir tal aspecto negativo; así como fortalecer la labor de la Sunafil.

“Pedirle a una compañía grande, como un banco, e incluso a una mipyme que ya no tercerice sus servicios de mantenimiento, seguridad, recursos humanos, logística, entre otros, tendría un impacto monetario importante. Este gasto extra repercutiría mucho en los emprendimientos y negocios que están reinventándose ante el impacto de la pandemia”, indica Torres.

Cabe destacar que, según datos del Grupo EULEN Perú, el outsourcing o tercerización de servicios puede generar ahorros hasta de un 15 % en los costos operativos de las empresas contratantes.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios