¿Cuál es la diferencia entre outsourcing y subcontratación?

1331

Como bien se sabe, las empresas cuentan con un área de Recursos Humanos, cuyo rol específico es el reclutamiento de personal. Sin embargo, en muchos casos, dedicar tiempo a la administración del capital humano, genera que la organización descuide las labores propias de su negocio. 

Es por ello que, para atender esta situación, el ámbito empresarial está manejando alternativas eficaces como el outsourcing y la subcontratación, los cuales permiten delegar ciertas tareas a profesionales externos. En ese sentido, resulta importante saber que, si bien podemos relacionarlos debido a sus funciones, ambos poseen características y procesos distintos en cuanto a las actividades que desempeñan.

Entonces, ¿en qué se diferencian la subcontratación y el outsourcing? El primer concepto se define como una forma de relación laboral que involucra la contratación de una empresa externa, y que funciona como intermediaria entre el colaborador y la compañía que solicita el servicio. Usualmente, se requiere de esta modalidad para la realización de proyectos.

Mientras que el outsourcing propone una relación de, únicamente, dos partes: la empresa contratante y la empresa que brindará el servicio, indica Rodrigo Yépez, gerente general del Grupo EULEN en Perú. En este caso, el vínculo tiene por objetivo que la organización beneficiada delegue procesos internos a una compañía externa, para que esta los atienda por un tiempo indefinido.  

Principales diferencias

Para el ejecutivo, la principal distinción entre ambos radica en que el outsourcing, realiza las tareas asignadas fuera de la organización que los contrató, mientras que el segundo, entrega personal experto en un área en específico para que laboren dentro de las empresas. 

Otro factor importante es el tiempo destinado para la prestación del servicio. En el outsourcing sirve para desempeñar procesos rutinarios de las organizaciones, mientras que la subcontratación se enfoca en tareas específicas y momentáneas, que están fuera del área de conocimiento del cliente.

La elección de cualquiera de estos dos métodos dependerá de las necesidades y actividades de la empresa solicitante. Si el cliente quiere supervisar directamente el proceso o quiere mantener una determinada cantidad de personal, entonces se habla de una Subcontratación. En tanto si, se deja que el proveedor le ofrezca una solución más allá de personas (que incluya automatización y tecnología), entonces se trata de outsourcing.

No obstante, tanto el outsourcing como la subcontratación ofrecen ventajas como reducción de costos, agilidad en los procesos y mejoras en la gestión del equipo de trabajo, para poder atender los objetivos primordiales de la empresa.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios