Consideraciones en oficinas sobre la privacidad de los empleados

623

Con las redes sociales y otras comunicaciones electrónicas haciendo que las acciones y actitudes de los empleados sean más visibles, está en marcha un gran cambio en la relación entre el trabajo y la vida privada. 

El Dr. Brian Cooper, de la Universidad Monash, en Victoria, Australia, el Dr. Rob Hecker, de la Universidad de Tasmania, y yo condujimos recientemente un sondeo de 500 trabajadores seleccionados aleatoriamente en nuestro propio país, Australia, para explorar estas cuestiones.

Nuestra encuesta reveló que, entre los muchos trabajadores que acceden a sitios de redes sociales mientras están en el trabajo, solo 14% afirma que ese uso es puramente relacionado con el trabajo. Un 44% afirma que las usa para temas personales y laborales.

Dado el potencial de abusos y malos entendidos, es sorprendente descubrir cuán indiferente es el trabajador típico.

Permitido

Cuestionados sobre si era apropiado que los patrones monitorearan las páginas visitadas por los empleados, 78% pensó que sí. 

El monitoreo de la actividad en Internet es la forma de vigilancia más ampliamente aceptada de las varias que pedimos que consideraran los participantes.

Un aspecto de mayor importancia es que solo 51% estaba enterado de cómo usan sus patrones la información personal, en tanto apenas 53% sabía quién en la organización tiene acceso a ella. Las políticas de privacidad en el trabajo y cuestiones relativas a su conocimiento parecen menos comunes o exhaustivas de lo que podría esperarse. Especialmente durante la temporada de fiestas y parrandas navideñas, los empleados tienen que ser más conscientes que nunca de que un tuit, foto o comentario descuidado en su red social podría tener ramificaciones importantes el próximo año.

En lo que respecta a los patrones, tal vez no haya mejor resolución que puedan tomar más que desarrollar, revalorar y actualizar la política de su empresa en redes sociales.

 

 

Comentarios