Conoce las 5 razones por las que debes renunciar a tu trabajo

773

Renunciar a tu empleo es una de las decisiones más difíciles que una persona toma en su vida, debido a todo lo que conlleva. Sin embargo, es importante tomar en cuenta cuáles son las prioridades que cada persona tiene de manera personal y profesional para determinar si es conveniente o no continuar en el mismo puesto de trabajo.

renuncia

Estas son 5 razones por las que debes de considerar renunciar a tu puesto.

  1. La compañía se está viniendo abajo
    Muchas veces las cabezas de la empresa no admiten que las cosas están saliendo mal; sin embargo, es fácil darse por dos factores: recorte de personal y presupuesto. De igual manera, investiga qué es lo que dicen los medios sobre tu empresa, muchas veces las personas de afuera están más enteradas que tú que lo vives desde adentro. Si sientes que el barco se está hundiendo, no te esperes a que suceda, tal vez es un poco egoísta, pero es mejor huir antes de hundirte tú también.
  1. Tu vida personal ha cambiado
    Ya sea porque quieres comenzar una familia, estudiar una maestría, tener un perro, o cualquier otra cosa que represente un gasto extra, debes de tomar en cuenta si tu empleo actual te ofrece el salario y prestaciones suficientes para cubrir todas esas necesidades. Si no es así, es momento de comenzar con la búsqueda de otro trabajo.
  1. Cada mañana buscas un pretexto para no ir a trabajar
    Estar en un trabajo que te motiva aumentará considerablemente tu productividad laboral y personal. Una persona que sólo busca una excusa para faltar al trabajo o que está constantemente cazando cualquier oportunidad para contraer algún tipo de enfermedad que le permita quedarse en casa, es una persona que no es feliz con su empleo.
  1. Tu crecimiento profesional está estancado
    Quizás llevas en el mismo puesto más de un año con la promesa de que ibas a tener un tipo de aumento y no ha sucedido. Quizás te dijeron que te otorgarían un nuevo nombramiento y no lo han hecho. Quizás otra empresa te ofrece el crecimiento profesional que en tu actual trabajo no. Quizás deberías considerar cambiarte.
  1. No llevas una buena relación con tu jefe
    Llevar una buena relación con tu jefe no quiere decir que tengan que ser amigos, simplemente se trata de llevar una relación cordial en la que ambos sean conscientes de cuál es su posición y que deben de respetar el trabajo del otro. Si tu jefe constantemente te hace sentir mal, no tiene opiniones constructivas sobre tu trabajo, realiza opiniones sobre tu vida personal o demerita lo que haces, tal vez es tiempo de buscar nuevas opciones.
Comentarios