Cómo trabajar de manera inteligente

428

Por Lucas Medola, CFO PayPal Latam

En tiempos de nuevas tecnologías y digitalización acelerada, muchos métodos tradicionales para manejar nuestro tiempo ya no funcionan. Si a eso sumamos el trabajar desde casa, nos encontramos ante una situación nueva, diferente y que necesita de mucha adaptación.

Además de eso, la línea delgada entre el trabajo y la vida privada es casi imperceptible. Pero veamos la parte positiva, más allá de la pandemia, el trabajo móvil puede facilitarnos más tiempo con la familia, ahorrarnos horas en tráfico y, por lo tanto, ayudar a mantenernos más felices y saludables.

En mi caso, busco siempre maximizar mi tiempo y cumplir con el trabajo de la manera más efectiva posible , por lo que hoy quiero compartirles algunos tips que me han servido mucho para trabajar de manera más inteligente, mejorando la productividad y haciendo mis días más agradables.

Identificar prioridades

Antes de comenzar con cualquier proyecto o tarea, primero debes tener muy claras todas las cosas que debes hacer. Esto te permite planear de una manera más estratégica, ya que habrás decidido con anticipación cada actividad para sacarle el mayor provecho al tiempo. Piensa y escribe qué tareas son urgentes, cuáles son más importantes que otras, y cuánto tiempo aproximadamente te tomará realizarlas. El tener todo priorizado y escrito hará que sepas como enfocarte y te dará una sensación de organización.

Ejercita tu concentración

Cuando algo nos molesta o no nos encontramos bien emocionalmente, nuestro cerebro está tratando constantemente de encontrar una solución. Desafortunadamente, esta preocupación nos obstaculiza la concentración. Por este motivo, es necesario, y hoy más que nunca, con todas las inquietudes que estamos enfrentando, ejercitar la concentración. Debemos tener en cuenta que el cerebro también se fatiga cuando hay exceso de trabajo, por lo cual es importante entender que hacer mucho en muy poco tiempo conlleva a la fatiga mental.

Enfócate en lo más difícil

La mejor manera de lidiar con un problema es lidiar con el problema. En el trabajo pasa lo mismo. Es por eso que una buena estrategia es dedicarte a las tareas más complicadas al empezar el día. Cualquiera que sea la actividad, concéntrate en finalizarla en las primeras horas. La sensación de haber completado algo difícil te hará sentir bien y motivado todo el día y será más fácil que dejarla para el final, cuando ya estás cansado y con menos energía física y mental.

Reuniones más cortas y efectivas

No existe nada más aburrido y desgastante que una reunión larga, donde se dan muchas vueltas y se habla demasiado. Hoy, más que nunca, las reuniones, que además de todo son virtuales, pueden llegar a ser muy agotador.  Mantener la atención a través de una computadora no es fácil y más difícil con todas las distracciones que se tienen en la casa. Las reuniones deben ser cortas y efectivas. Las mismas deben tener un moderador, seguir una agenda y empezar y terminar en el horario establecido.

Crear un ambiente de trabajo agradable

No todos tenemos el espacio suficiente en casa para tener una oficina, sin embargo, si es posible crear un ambiente adecuado, empezando por tener una mesa de trabajo organizada, con todo lo que se necesita para trabajar. Si tiene un espacio de trabajo desordenado, tendrá también un sentimiento de desorganización, lo que no es motivador. Encuentre un espacio alegre, con luz y temperatura adecuada,  y conviértalo en su nuevo “lugar de trabajo.” Verá que poco a poco se acostumbra y se siente muy a gusto en su nueva rutina.

Tecnología y teléfonos móviles – tus mejores aliados

Hoy día existen muchísimas aplicaciones y herramientas que nos pueden ayudar a organizarnos mejor y optimizar nuestro trabajo y tiempo. Debemos usarlas para hacer nuestra vida más fácil.  Por otro lado, a nivel personal también podemos hacer nuestra vida más fácil.  Por ejemplo, los pagos digitales nos facilitan las compras desde la casa de todo tipo de artículos, lo que nos ahorra tiempo. Por otro lado, el teléfono móvil es clave, ya que nos permite completar servicios bancarios esenciales, enviar remesas, y hacer todo tipo de transacciones bancarias, etc.

Tomate un descanso

Tomar descansos regulares es muy importante para mantener la productividad en el trabajo, de hecho, los descansos pueden aumentar sus niveles de productividad hasta en un 30 por ciento. No debemos sentirnos mal por levantarnos, tomar algo, caminar, estirarnos, conversar o inclusive meditar por algunos minutos. Esto es parte de un estilo sano de vivir y definitivamente mejorará nuestro rendimiento, efectividad y actitud ante el trabajo.

El manejo de nuestro forma parte de este gran cambio que nos ha tocado vivir a raíz de este momento. Para muchos nuestra vida de oficina pertenece al pasado y puede ser que nunca vuelva como antes. Nos tomara algún tiempo adecuarnos a este nuevo formato, pero como todo en la vida, si lo hacemos de manera inteligente y organizada veremos resultados muy pronto, además de experimentar motivación y bienestar. Uno de nuestros objetivos debe ser mantener la continuidad del negocio, así como nuestro buen rendimiento. Compartamos estas recomendaciones, así como las mejores prácticas con nuestros equipos y mantengámonos positivos y entusiastas frente a este cambio.

Lucas Medola

SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios