¿Cómo solicitar un aumento de sueldo y evitar fracasar en el intento?

663

Si tiene interés en solicitar un incremento de salario , recuerde que hasta el último momento deberá demostrar por qué lo merece.

No basta con enumerar sus logros, ponga también en práctica sus habilidades blandas e intuición para la negociación en ese momento que, para muchos, resulta incómodo.

Antes de citar al jefe

En el actual contexto local, a algunos empresarios les puede generar incomodidad recibir una solicitud sobre este tema. De hecho, Ernesto Rubio, gerente general de Ronald, Services Career Group, señala que “los empresarios peruanos prefieren tener ellos mismos la iniciativa de promulgar un aumento”.

Sin embargo, Rosa María Fuchs, profesora de Administración de UP, advierte que “un buen jefe tendría que anticipar esta situación y no esperar a que el trabajador se anime a hacerlo”.
 

Antes de la cita con su jefe, Patricia Padilla, HR Consulting Manager de CL Selection, sugiere asegurarse de cómo perciben los demás sus competencias en el trabajo o si consideran que sus propuestas son innovadoras. La promoción de proyectos de responsabilidad social también suma puntos a su imagen.

Es que, según Rubio, la “actitud sobresaliente” que mide un directivo se puede ver reflejada en el servicio al cliente, la búsqueda de ahorro, empatía multinivel, entre otros.

El lugar y momento adecuados

La psicóloga Tatiana Cuadros menciona que “las personas interesadas en aumentar sus ingresos pueden condicionar su ambiente laboral con distintas estrategias”.

Padilla, por ejemplo, menciona que “la mayoría de las personas hace su petición durante las evaluaciones de desempeño y esto es un error, debido a que es muy probable que el jefe se sienta presionado y menos dispuesto a acceder”.

En su lugar, elija conversar con su superior en fechas de generación de rentabilidad para la empresa, para las cuales ofrezca ideas de mejora sujetas a un reconocimiento monetario a posteriori.

El portal web Business Insider recomienda programar la reunión si le ofrecen trabajar en un proyecto con carácter de urgencia o para el cual haya sido especialmente elegido.

Sin embargo, Maritza Salas, docente de Diplomatura de Coaching Profesional de la PUCP, no está de acuerdo con esta idea debido a que “la oferta de valor que se propone tiene que ver con la performance en el tiempo”.

 

La actitud y palabras correctas para decirlo

Ernesto Rubio sugiere empezar su solicitud así: “Entiendo que la situación del 2018 no ha sido la mejor. Por eso quería saber si es factible la posibilidad de un incremento, en mi caso, dados los logros X, Y, Z”.

Tatiana Cuadros insiste en evitar victimizarse: “Así no se lo darán, pues el trabajo no es beneficencia y el jefe no puede asignar recursos de la empresa a causas personales”. Por eso, buscar un coach puede ayudarlo a trabajar los movimientos, la expresión, el tono de voz”, según Maritza Salas.

Fuente: Gestión 

Comentarios