¿Cómo será el empleo del futuro?

647

El trabajo se ha convertido en un tema central en nuestra sociedad, en algo que va mucho más allá que una forma de generar ingresos. El trabajo confiere estatus, consolida relaciones y contribuye a crear la identidad de las personas. Influye en la vida de las personas cuando lo tienen y las perjudica cuando lo pierden.

Por todo ello, es fundamental reflexionar sobre el futuro del empleo. Adecco, líder en la gestión de Recursos Humanos, ha querido conocer cuál es la situación actual del mercado laboral, cuáles serán las oportunidades y retos del mañana y qué pasos será necesario dar. Con este objetivo, ha realizado un estudio cualitativo que le ha permitido definir los patrones sobre los que se desarrollará el futuro laboral.

Nuevas tendencias sociales del mercado laboral

Globalización
Las conexiones entre países, grupos sociales e, incluso, entre mercados laborales, se han hecho tan intensas que ya no se puede ignorar lo que sucede al otro lado del mundo.

El impacto de la globalización se deja notar a nivel corporativo, en forma de externalizaciones y trabajo a distancia, por ejemplo, pero también con efectos sobre la política de Recursos Humanos: en muchas compañías, esto supone una estrategia de reclutamiento global, una gestión de la estrategia de marca de forma internacional y una administración global del talento.
 
En un momento en el que la experiencia internacional, en términos de formación y empleo, está cobrando una importancia creciente, el mercado laboral global ya no sólo interesa a los altos ejecutivos sino que se está convirtiendo, cada vez más, en una opción real para trabajadores de todos los niveles y cualificaciones.
 
Grietas en el mercado laboral y flexibilidad en las condiciones
Además de la globalización, la crisis económica también ha elevado la presión sobre los costes, contribuyendo a las reestructuraciones de empresas, generando nuevas grietas en el mercado laboral y flexibilizando las condiciones, lo que se traduce en una reducción de empleos. En concreto, los trabajos a tiempo completo convencionales se están reduciendo mientras otras fórmulas más flexibles (contratos con fecha de caducidad, contratos de proyecto, autoempleo y pluriempleo) están cobrando importancia.
 
Aparte de la pura cualificación profesional, los trabajadores del futuro –ya sean temporales o estables- deberán tener más flexibilidad debido a que la idea de que empleo equivale a seguridad, que una buena educación garantiza un buen trabajo y que una carrera es lineal y ascendente se está evaporando. Un nuevo escenario está surgiendo, las vidas laborales son cada vez más individualizadas: ruptura, discontinuidad y nuevos comienzos se vuelven cada vez más frecuentes. Esto a veces ocurre de forma voluntaria, pero también hay muchos casos no planeados, debido a la recesión económica.
 
De forma voluntaria o involuntaria, el mantenimiento de un trabajo fijo ya no es un propósito sostenible a largo plazo. El número de empleados freelance y de autoempleados crecerá a medio y largo plazo. El autoempleo es la forma más común de control sobre la propia vida laboral pero son necesarias nuevas fórmulas. Aunque la crisis haya hecho crecer el anhelo de seguridad en la mayoría de los trabajadores, muchos son conscientes de la oportunidad que supone la posibilidad de escribir la biografía laboral de cada uno.

Compañías: consiguiendo el éxito a través de la innovación
 
Retención del talento

Actualmente, está aumentando la presión por encontrar empleados adecuados que encajen con los modelos de negocio a medio plazo. Pero atraer a los trabajadores adecuados a una compañía es sólo el primer paso. El segundo es mantenerlos. La permanencia de trabajadores para hacer valer su experiencia y capacidad durante un periodo más largo es un reto importante, ya que los procesos de reclutamiento son muy caros.
 
Para fortalecer la vinculación entre el empleado y la empresa es primordial ofrecer al trabajador una atención personalizada mostrando especial interés por su satisfacción, sus oportunidades individuales y el estrés que puede aparecer en algunos casos entre el trabajo y sus intereses personales. Otra de las claves es reconocer a los empleados sus méritos e implicarlos como parte fundamental de la empresa.
 
Aumento de la brecha entre oferta y demanda
La redistribución de empleos entre industrias, regiones y cualificaciones será significativa. Los expertos calculan que, por ejemplo, la transición a una economía ecoeficiente competitiva probablemente golpeará a los trabajadores con menos formación más que a los altamente cualificados. Esta conclusión se debe a que los trabajadores más cualificados se verán beneficiados de la introducción de nuevas tecnologías.

Las actividades repetitivas y rutinarias, que demandan sólo cualificaciones medias, serán mayoritariamente automatizadas, dejando obsoleta la formación de muchos de los trabajadores. Sin embargo, se podrá rescatar a algunos poco cualificados, dándoles la formación adecuada. En el mercado laboral de 2020 se espera que aumente la brecha entre la oferta y demanda.
 
El diseño activo de la propia vida laboral
Ganar independencia, tener más flexibilidad para el aprendizaje y asumir la responsabilidad de la propia biografía laboral no es sólo un privilegio de los trabajadores altamente cualificados. En el futuro, los empleados con cualificaciones básicas también deberán ser instruidos para “venderse” a sí mismos destacando sus talentos y habilidades. Cada persona es la que mejor conoce cuáles son sus capacidades, dónde quiere llegar y lo que necesita el mercado, lo que le permite posicionarse de forma directa.

Los estilos de vida de 2020: nuevos valores y actitudes
 
Según el estudio Futuros Empleos de Adecco, el nuevo estilo de vida que está por llegar aumentará la movilidad social y hará surgir nuevas segmentaciones en la población.

  • Adolescentes digitales (Communiteens): Están altamente interrelacionados y esperan una respuesta instantánea, desarrollando nuevas formas de comunicación y relación tanto entre ellos como con sus potenciales empleadores. Las compañías que quieran contactar con ellos deberán dirigirse al espacio donde se mueven: Internet.
     
  • Los intermedios (In Betweens): Se sienten cómodos en los estatus intermedios, puesto que han crecido en un entorno de cambio y transformación. Para adaptarse a ello, han desarrollado estrategias personales con las que vencer la incertidumbre. Normalmente, se mueven cerca de los trabajadores freelance y de los trabajadores por obra.
     
  • Jóvenes globalizados (Young Globalists): Su identidad está definida por su trabajo y su carrera. Han conseguido experiencia internacional desde muy jóvenes, tienen alta movilidad y han logrado competencias interculturales. Los jóvenes globalizados son los futuros directivos y utilizan todas las herramientas a su alcance para acceder al mundo globalizado.
     
  • Familias latte-macchiato (café con leche) : Se trata de familias recién creadas que se alejan de los patrones tradicionales. Para ellos, la familia no significa sacrificar su estilo de vida; el diseño, la compatibilidad y la sostenibilidad son sus principales pilares en sus vidas. Aprecian que sus empleadores tengan políticas favorables a la familia, además de las facilidades habituales que les ofrecen los proveedores de servicios.
     
  • Esperanzados grises (Greyhoppers) : Han superado la edad de jubilación y siguen en activo. Normalmente cuentan con una renta que les permite continuar en la vida social gracias a sus ahorros o su pensión. Pueblan las salas de lectura de las universidades, hacen viajes alrededor del mundo y creen que la vida en la ciudad es más vida que la del campo. Son muy participativos y muchas veces tienen un trabajo, bien en cooperación social o bien a tiempo parcial en una empresa.
     
  • Emprendedores de plata (Silverpreneurs) : Para ellos, ser parte del mundo significa trabajar. Y no quieren renunciar a ello. Muchas veces, comienzan una segunda carrera para ganar calidad de vida. Pero los emprendedores de plata están a menudo activos como asesores independientes en sus antiguos ambientes laborales. Lo que ellos encuentran especialmente interesante es aportar una vez más su experiencia y su conocimiento profesional a nuevos proyectos.

 
 

Comentarios