¿Cómo ser indispensable en el trabajo?

1147

Ser indispensable en el trabajo significa que los jefes o responsables de la organización cuentan contigo tanto que sin ti la productividad del área puede decaer.  Son pocos los empleados que llegan ser indispensables dentro de su empresa. Son muchos los que suelen tener ideas brillantes pero esporádicamente, sus triunfos son como rayos, espectaculares, pero poco frecuentes.

Para llegar a ser ese tipo de trabajador, responsables en contratación señalan seis importantes características que estos poseen:

  • Son disciplinados

Los hábitos que tengas en casa aparecerán en la oficina. Si llevas una vida fuera de control en casa será difícil que puedas controlarla a la hora de entrar a trabajar. Es una contradicción fundamental y esas a la larga terminan por perjudicarte.

  • Saben privarse de cosas

La gente más fuerte domina el arte de hacer cosas que no quiere hacer. Requiere de rudeza y valentía, porque significa privarse de las cosas que en realidad sí quieren hacer. Este hábito afectará positivamente en todos los aspectos de tu existencia, incluyendo el profesional. Las personas que son capaces de trabajar en lugar de estar felizmente echados en su cama tienen un potencial casi ilimitado.

  • Crecimiento personal y profesional

Si realmente quieres crecer como empleado, dedícale una parte significativa de tu tiempo libre a la lectura; ya sean libros de negocios, historia, ciencia, o cualquier cosa que te genere sorpresa y nuevas perspectivas y conocimientos. Esta práctica le dará forma a lo que eres, a la forma en la que piensas y a la manera en la que interactúas con los demás.

  • Buscan ser mejores

Los empleados excepcionales tienen por lo menos un rasgo en común: están obsesionados con ser mejores en su puesto, buscan que el área mejore, que la empresa en general mejore. Reconocen que su progreso continuo es la clave para mantenerse siempre arriba.

  • Desarrolla a los demás

No es suficiente enfocarte obsesivamente en ti mismo. Los que logran cosas de manera constante ayudan al desarrollo de los que los rodean. Un trabajador que es débil se siente amenazado cuando un colega con ambiciones aprende una nueva habilidad o recibe una responsabilidad.

Un compañero ambicioso y talentoso debería motivarte al cien por ciento, no hacerte sentir amenazado. Por el contrario, debes hacer todo lo que puedas para seguir subiendo tú mientras ayudas a los demás a subir también.

  • Estabilidad emocional

Si trabajas duro en todo lo que a continuación mencionamos, esta característica aparecerá por sí sola.

  1. No conviertas a tu empresa en una serie dramática o una telenovela.
  2. No te involucres en conflictos personales no en dramas políticos.
  3. Sé la clase de empleado con la que te gustaría trabajar y te darás cuenta de que los demás querrán trabajar contigo.

SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios