¿Cómo reducir el dolor de cuerpo en la oficina?

1601

La mala postura puede convertirse fácilmente en un mal hábito y causar o agravar dolores de espalda y de cuello. A la larga, todo eso afectará tu rendimiento laboral y, en general tu calidad de vida.

A veces cuesta trabajo mantener una buena postura, sobre todo cuando tenemos que trabajar muchas horas sentados. Afortunadamente, podemos controlar los principales factores que afectan la postura y la ergonomía. Acá te damos algunos consejos de cómo hacerlo:

  • Usa una silla ergonómica
    Si debes estar sentado durante muchas horas, es mejor hacerlo en una silla adecuada, es importante que la silla te ayude a mantener la espalda recta. Huye especialmente de las sillas bajas.

  • Trata de levantarte con frecuencia
    Ponte de pie de vez en cuando. Es esencial dar un respiro a tus músculos y articulaciones. Si puedes, haz una pequeña caminata, aunque sea dentro de tu espacio de trabajo. Otra opción es realizar ejercicios ligeros, es posible incluso al lado de tu escritorio.

  • Estiramiento y movilización de cervicales
    La zona del cuello y los hombros sufre una gran tensión debida tanto a causas posturales, como a tensiones musculares, reflejos viscerales o emocionales. Con ejercicios de estiramiento y movilización conseguirás reducir la tensión de los músculos más cargados y dar movilidad a las zonas articulares que pueden quedar bloqueadas o rígidas por estas tensiones.

  • Haz deporte para compensar
    El ejercicio físico moderado tiene muchas ventajas especialmente en personas que llevan una vida sedentaria y trabajan en oficinas, mejora el estrés y tiene además múltiples beneficios para el organismo, por no mencionar su valor como elemento de prevención de enfermedades cardiovasculares.

Comentarios