¿Cómo rediseñar el Employee Experience en épocas de pandemia?

284

El Employee Experience (EX) es el conjunto de procesos, programas y acciones por los que transita un/a colaborador/a en la organización, desde su reclutamiento y selección hasta, inclusive, el término de su relación laboral; y generan en cada persona una serie de percepciones y emociones diferentes. Estas iniciativas agregan valor y hacen la diferencia de una organización con otra.

De acuerdo con Cynthia Sánchez, Directora de Gestión de Talento Perú y Chile en ManpowerGroup, a raíz de la pandemia, muchos de los líderes, en especial los que gestionan el capital humano, han tenido que rediseñar sus procesos y vienen trabajando en la correcta ejecución de dichas experiencias, potenciando la marca empleadora, para así atraer y retener al mejor talento.

Para Sánchez, el punto de partida para replantear una EX será comunicar de manera eficiente y constante la visión y cultura de la organización, ya que, si bien el mundo cambia, las creencias y propósito de la empresa deben mantenerse vigentes. Por ello, la experta en Talento comparte las siguientes recomendaciones para fomentar una adecuada Employee Experience:

  1. Líderes verdaderamente comprometidos: Los/as líderes, deben estar comprometidos/as de manera sólida con la organización y sus equipos de trabajo, proyectando honestidad, autenticidad y confianza para generar vínculos que se mantengan más allá de los espacios físicos de los que usualmente se comparten en oficina. Aquí la sinergia y trabajo colaborativo entre las áreas de Gestión de Talento, TI y el equipo de líderes, ayudará a brindar una experiencia completa y sostenible.
  2. Priorizar la integridad de los talentos: Frente a los nuevos escenarios, será importante poner especial atención a la salud, seguridad y bienestar emocional de cada uno de los colaboradores/as, procurando separar las experiencias para los equipos que trabajan de manera remota y para los que salen a campo. Hay que considerar ser flexibles y apoyarlos en sus jornadas, entendiendo sus entornos y los microclimas en los que viven, ya que las realidades no son las mismas, por ello siempre las experiencias tendrán que ser únicas.
  3. Plan estratégico: Bajo estas circunstancias, el área de Comunicación Interna cumple un papel primordial y debe establecer una estrategia clara para estar conectados, aún a la distancia. Es importante también evaluar qué se va a comunicar para evitar la sobrecarga de información. El reto es crear historias y no hechos, para hacer de la información una pieza a recordar y asimilar, por ejemplo, en forma de videos, imágenes o infografías.
  4. Cuidar a las familias: En vista de que el clima laboral se ha trasladado de la oficina a la casa, las familias juegan un papel importante en este proceso, ya que influyen en el ánimo, percepción y la experiencia como tal. De esta manera, será importante trabajar y replantear la EX, ya que supone una ventaja competitiva para fidelizar y atraer el mejor Talento.

“Hay que recordar que hablar de experiencias es hablar de personas, percepciones y emociones. Por ello, el objetivo es generar la conexión entre la experiencia y el propósito de la marca, para así lograr el tan esperado engagement. No volveremos a un entorno laboral igual al de antes, por lo que crear una conexión emocional significativa y duradera será nuestro factor diferenciador y el reto para trabajar”, destaca Sánchez.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios