¿Cómo gestionar correctamente la salud ocupacional en una empresa?

783

Un buen salario ya no basta para retener el talento. Los trabajadores deben optar por un espacio de trabajo donde se sientan a gusto, seguros y valorados. Esto forma parte de la visión que se tiene hoy en día acerca de la salud ocupacional.

“Contrario a lo que se cree, la salud ocupacional no solo se basa en un espacio laboral seguro, sino en mejorar la vida diaria y la salud de los colaboradores; ya que, los centros de trabajo son donde las personas pasan gran parte de sus días. Pero, no basta con promoverla mediante campañas y charlas, sino que se debe crear un ambiente armonioso para los colaboradores, brindándoles espacios que contribuyan al esparcimiento e integración del equipo, como reuniones internas, campeonatos u otro tipo de actividades grupales. Para beneficiar al trabajador, física y psicológicamente, se debe conocer las necesidades del personal y hacer que tomen conciencia de su propio bienestar”, aseguró David Ochoa, responsable del Área de Prevención de Riesgos de BSF Almacenes del Perú, empresa líder en el rubro de soluciones inmobiliarias para el sector logístico.

Por ello, para tener un plan ideal de salud ocupacional, se requiere poner especial atención a estos cuatro elementos:

  1. Cultura de prevención: Para reducir la posibilidad de sufrir accidentes en el trabajo 250 millones de casos por año, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se debe procurar prevenir antes que reaccionar. Es mejor estar preparados con anticipación para cualquier emergencia que se pueda presentar. Una buena manera de aplicar la cultura de prevención es mediante campañas de salud y preparación en casos de desastres en el centro laboral o normas de seguridad y señalética correctamente aplicadas.
  2. Riesgos psicosociales: Estar atento a factores como la sobrecarga laboral, las exigencias contradictorias, la falta de claridad en funciones, la gestión deficiente de la organización y la falta de apoyo es indispensable para cuidar la salud mental de los colaboradores; ya que, estas circunstancias pueden generar problemas emocionales como estrés, agotamiento excesivo e, inclusive, depresión, los cuales se pueden derivar a enfermedades físicas.
  3. Salud física de los colaboradores: La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que las pérdidas al PBI ocasionadas por problemas en la salud de los trabajadores podrían representar hasta un 6 %. Sin embargo, con iniciativas como el correcto mantenimiento, sanidad y seguridad en las oficinas y espacios comunes, esto se podría reducir hasta en 27 %.
  4. Clima laboral armonioso: Promover virtudes como el espíritu colaborativo, la motivación, el liderazgo y, sobre todo, la escucha activa generan que el colaborador se sienta afín con la empresa y se preste atención a sus necesidades. Así, el personal puede desafiarse a sí mismo y a sus capacidades, mejorando sus competencias.

SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios