Comenzó el cuello de botella de personal calificado en el sector minero

668

De concretarse la actual cartera de proyectos, cuyo valor supera los $ 53,000 millones, se generaría una demanda de 239,807 nuevos empleos directos, según un estudio realizado por el Instituto Peruano de Economía (IPAE). El personal a contratar supera ampliamente a las 170 mil personas que hoy laboran en el sector.

Esto ha generado preocupación pues el sistema educativo no tiene la capacidad de formar a los cuadros directivos, profesionales, técnicos y operarios que demandaría la inversión.

El presidente del Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP), Rómulo Mucho, asegura que actualmente existen siete mil estudiantes de ingeniería de minas y seis mil de geología y metalurgia. Si consideramos que los nuevos proyectos requerirán por lo menos 15% de ingenieros, es decir 40 mil,  el número de futuros egresados en el mediano plazo (13 mil) solo cubre el 32,5% de lo requerido.

“A las universidades deben mejorar la formación de los ingenieros, ya que el perfil de los proyectos es mucho más exigente. Muchas universidades no cumplen con darles el nivel requerido. Solo el 10% de los nuevos profesionales reúnen el perfil y encuentran trabajo digno en el sector”, dice mucho.

Por ello-añade- el IIMP encargó el año pasado un estudio de la oferta y demanda de ingenieros. Dicho estudio revela que, ante el advenimiento de grandes proyectos, uno de los puntos críticos es el recurso humano. “Por lo tanto, si no se actualiza la currícula y no se mejora la información, será inminente un cuello de botella en el sector”, concluye.

En la fase inicial

Para Othmar Rabistsch, director de la Asociación Peruana de Recursos Humanos, estamos en la fase inicial de ese cuello de botella  y no por primera vez . Un problema similar fue percibido en el 2006 y la crisis del 2008 se dio cuando las empresas ya no encontraban los profesionales que requerirán para su crecimiento y nuevas operaciones.

“En el 2009 la presión volvió Y ahora estamos entrando en la misma situación”, afirma  Rabitsch. Por entonces –explica-, los headhunters tenían dificultad para encontrar ejecutivos y comenzaron a traer profesionales  del extranjero y repatriados (peruanos en el exterior), porque los nacionales ya estaban empleados.

Para el directivo de Aperhu, un desafío es entrenar a miles de personas que viven en las zonas de influencia, pues la gente exige-con justa razón-que las empresas contraten lugareños. “Cuando empiecen las operaciones de Chinalco habrá serios problemas en el centro del país –dice- El Proyecto necesitara cinco mil trabajadores y la pregunta es: hay en esa zona 5,000 personas capacitadas? En el Sur, las operaciones de Xstrata serán similares a las de Chinalco en magnitud. Por lo tanto, necesitamos 10 mil personas”.

El año difícil 2013

Con el cuello de botella en formación, el 2013 se perfila como un año difícil para el crecimiento del sector, agrega Othamar Rabitsch. “Los problemas sociales han retrasado los proyectos, lo que nos da un respiro, como lo hizo la crisis internacional. Pero tenemos que hacer algo. No podemos postergar la solución de un problema con la parálisis”.

Alberto Venero Monzón, gerente de la Consultora MCG SAC, coincide con Rabitsch “Solo un 30% de ingenieros ejerce la profesión y esta colegiado. El otro 70% puede constituirse como un banco de profesionales capaces de reciclarse en cualquier especialidad”.

No es necesario partir de cero.

La apuesta también está en la reingeniería de profesionales.

Fuente: Diario Gestión

 

Comentarios