Colaboradores felices en 10 pasos

993

Mañana 1 de mayo se celebra el Día Internacional de los Trabajadores y qué mejor ocasión para preguntarnos: ¿Te levantas “relativamente” contento todos los días, dispuesto a empezar tu jornada laboral con una sonrisa? Sin duda, es muy complicado responder con un rotundo sí a esta pregunta. Incluso, esa afirmación está a años luz para una gran parte de los trabajadores.

Si bien, no existe una fórmula definitiva para tener un empleado feliz, puesto que cada empleado es único pero hay algunas medidas que pueden ayudar a lograrlo. A continuación, te damos 10 consejos que cualquier empresa puede abordar para aumentar la felicidad de sus empleados:

  1. Celebra sus logros:
    La comunicación interna es fundamental para poder crear empatía y saber cómo valoran los trabajadores a una empresa. La mejor forma de saber si tus empleados están contentos o no, es preguntándoles. De esta forma identificarás posibles problemas internos y podrás erradicarlos antes de que sea tarde.
  2. Celebra sus logros:
    Poner el foco en lo positivo y celebrar los buenos resultados. Un nuevo cliente, la finalización de un proyecto. Es importante reconocer el buen trabajo y así hacer sentir al empleado partícipe de los logros de la empresa. Esto no sólo favorece el buen clima laboral sino que hace que el empleado se sienta respaldado, reconocido y valorado.
  3. Delega y marca objetivos:
    Muchos son los que afirman que un buen empleado no abandona una empresa sino a un mal jefe. Saber delegar, adaptando las tareas a los empleados adecuados, teniendo en cuenta sus habilidades, es tan importante como guiarle, estableciendo junto a él los objetivos, retos y plazos que tiene por delante.
  4. Motívalos:
    Es cierto que muchas de las acciones descritas hasta el momento, además de propiciar un mejor ambiente laboral, son motivaciones de gran peso para los empleados. Escucharles, darles autonomía o celebrar sus logros pueden incrementar su felicidad en el trabajo pero ¿Y si además recompensas sus esfuerzos y victorias con algún tipo de detalle como una tarjeta regalo?
  5. Sonríe tú también:
    La felicidad, como el hambre o el sueño, se contagia. Por eso, lo primero que debemos tener claro es que si son los propios responsables de la empresa los que intentan acompañar la jornada laboral de una sonrisa o, lo que es lo mismo, un tono
    positivo, sus empleados los agradecerán.
    El compromiso y la implicación no surgen de manera espontánea. Son valores que se aprenden y que vienen precedidos de la experiencia, así como de la capacidad que tengan los directivos de esas empresas para generar en la plantilla bienestar, entusiasmo y satisfacción.
  6. Propicia la colaboración:
    Sin duda, muchas veces, dos cabezas juntas piensan mejor que una sola. La colaboración es una de las principales tendencias en nuestros días, una forma de trabajo que aprovecha las características y habilidades de los distintos empleados de una empresa, buscando y aprovechando sinergias entre ellos.
    Los beneficios: ideas más creativas, enfoques más completos y, generalmente, mejores resultados.
  7. Ayúdalos a conciliar:
    La conciliación entre la vida laboral y personal es uno de los grandes debates a los que se enfrentan las esferas política y empresarial este año y que, además, no sólo presenta ventajas para los empleados, sino también para las propias empresas. 
  8. Paga mejor:
    Muchas veces no sólo una subida de salario puede mejorar las condiciones adquisitivas de un trabajador. De hecho, existen fórmulas que puedes aplicar y que, sin incrementar salarios, aumentan el poder adquisitivo y la capacidad de ahorro del empleado, sin repercutir en los costes de la empresa. 
  9. Ayúdalos a ser digitales:
    La transformación digital es una realidad de la que prácticamente no escapa ningún sector profesional. Ayudar a tus empleados a obtener y mejorar sus habilidades digitales hará que se sientan mejor preparados y, con ello, más seguros y confiados al afrontar su futuro laboral. Ofréceles formación pero también herramientas y dispositivos que les permitan no quedarse atrás y sumarse a la era digital.
  10. Que se sientan orgullosos:
    La empresa en la que trabajan, los valores que promueve, los servicios que presta, la cultura que defiende, el respeto hacia los empleados, las condiciones e incentivos.Un empleado puede ser el mayor y mejor embajador para una empresa. Para conseguirlo, dale motivos. No sólo retendrás talento sino que atraerás nuevos y valiosos perfiles. 
Comentarios