Coaching experiencial: experiencias que generan compromiso

744

Capital Humano, N.º 244, Junio 2010, Editorial WOLTERS KLUWER ESPAÑA

Desde hace algún tiempo, el ámbito organizacional se sirve de las técnicas psicológicas de coaching para mejorar el rendimiento empresarial y desarrollar altas competencias, sobre todo, en gerentes y ejecutivos. Amateo Personal Experience, tras más de 25 años de experiencia en la realización de eventos e incentivos corporativos, ha observado la necesidad de trabajar con estas técnicas dentro las empresas, pero no solo en la cúpula directiva sino en el conjunto de la organización.
 
Partiendo del concepto de que una empresa son las personas que la forman, la marca empresarial ha de estar integrada con las marcas personales de los trabajadores que la conformen. Amateo libera el potencial de cada persona, para incrementar al máximo su desempeño y asegurar que el talento no solo apoye la marca, sino que sea la marca.
 
Pero, ¿cómo llegar mejor al corazón de un individuo?, ¿cómo ayudarle a aprender, a luchar consigo mismo para superar sus obstáculos, y autodescubrirse para alcanzar el máximo rendimiento de su persona? Las experiencias personales son la mejor herramienta para conectar con el interior de los seres humanos. El poder de lo que se vive en primera persona es básico dentro de este tipo de actividades de motivación. Por ello, el estudio de Eventos e Incentivos ha fundido estos conceptos y ha creado el coaching experiencial, una importante herramienta de motivación.
 
El coaching experiencial es saber utilizar una metáfora experiencial para reforzar los objetivos del coaching. Haciendo que las experiencias se vivan más intensamente, está técnica te ayuda a conseguir lo mejor de lo que haces o de lo que deseas hacer, utilizando todas tus habilidades y recursos para ello. Antonio Mateo, director creativo de Amateo Personal Experience y pionero de esta metodología, lo define como una gran aventura que nos ayuda a profundizar dentro de nosotros mismos para sacar ese mago que todos llevamos dentro.

Comentarios