Coach vs Psicólogo: Profesionales diferentes y complementarios

1784

A menudo cuando hablamos de un Coach, solemos compararlo o confundirlo con un Psicólogo. Sin embargo, existen diferencias entre ambos, especialmente cuando nos referimos al coaching ontológico. Esta clase de Coach se centra en los modos de ser y saber cómo reconocerlos, para ello; se indaga en el pasado y en las heridas de los coachees (clientes o pacientes). Dicha indagación le permite al coach y coachee determinar donde aprendió ese modo de ser que en el día no le permite tener la vida que este desea.  Si bien es cierto, que el psicólogo, de igual forma indaga en las historias del paciente, es importante destacar que coaches y psicólogos son dos profesionales diferentes y complementarios.

Ante lo mencionado, entonces ¿en qué se diferencian dichas prácticas? Ximena Sáenz, Coach Ontológico y Directora de MIRARTE, nos ayuda a reconocer al menos tres diferencias, las cuales están relacionadas con el foco de cada disciplina, el enfoque en pasado o en el futuro y el tiempo de duración de los procesos.

  1. El foco de la psicología es curar, el foco del coaching es aprender. A veces cuando aprendemos algo nuevo nos curamos, pero no es el foco. Dicho esto, es importante resaltar que muchas veces las personas tienen que acompañar el coaching con terapia, o de lo contrario, preguntar al profesional del coaching si es que lo que necesita aprender; puede ser obstaculizado por alguna “herida” que requiere ser tratada con un especialista médico.
  2. Una segunda diferencia es el enfoque de los procesos de coaching y terapias psicológicas. La terapia se enfoca en el pasado y en las heridas que ahí ocurrieron, mientras que el coaching se enfoca en el futuro y en diseñar de hoy hacia adelante la vida que el coachee desea tener.  Es verdad que a veces el coach tiene que recurrir al pasado para encontrar aprendizajes arraigados de la niñez o de otros instantes, pero el enfoque es diseñar hacia futuro.
  3. En esa misma línea, la última diferencia está dada por el tiempo de los procesos.  Mientras que los procesos de terapia psicológica toman entre uno y tres años cuando menos (algunas psicoterapias pueden tomar incluso unos diez años), el proceso del coaching se define entre ocho y doce sesiones, tiempo que puede ser, a lo mucho, seis meses.
Comentarios