Cinco ejercicios de estiramiento para trabajadores de oficina

1312

Pasarse una jornada laboral sentado puede resultar muy dañino para tu cuerpo. Cuando acabas el día te sientes muy agotado, ya que se mezcla el estrés, la tensión muscular y la vista cansada.

Es preciso que sepas cómo estirar después de trabajar delante del ordenador para acabar con esa sensación de debilidad:

  • Las manos y las muñecas sufren en exceso si no adoptas la posición adecuada cuando tecleas o manejas el ratón. Para prevenir cualquier tipo de molestia hay que realizar movimientos con las palmas de las manos hacia arriba y hacia abajo, además de giratorios. Otra propuesta pasa por estirar los dedos y encogerlos, repitiendo la operación varias veces.

  • El cuello es una de las partes que más sufre junto con la espalda, sobre todo cuando estamos en tensión. Un ejercicio que resultará muy práctico consiste en hacer movimientos lentos del cuello de derecha a izquierda, como si de una negación se tratase. Puedes probar también a mover la cabeza para dar con la oreja en el hombro.
  • Para ejercitar los hombros después de una dura jornada de trabajo lo mejor es elevarlos y bajarlos de una manera suave y sin detenernos. El movimiento te parecerá un tanto repetitivo, pero resulta muy efectivo.

  • Si aprecias algún tipo de dolor en la parte lumbar, lo mejor es estirarse en el suelo, con toda la espalda apoyada. Siempre se puede utilizar algún elemento para poner los pies en un punto elevado, como puede ser un cajón o una silla.
  • El último ejercicio que te proponemos para liberarte de toda la tensión muscular nos obligará a sentarnos. Precisaremos de una silla, por lo tanto. Separamos las piernas y cruzamos los brazos sobre el pecho, para a continuación flexionar el cuerpo todo lo que se pueda hacia abajo, con cuidado de no caerse al suelo.

 

Comentarios