Blind recruitment: la estrategia inclusiva de recursos humanos

235

El reclutamiento a ciegas es una práctica que ha tomado impulso en los últimos años en diversas organizaciones a nivel mundial. “Debido a la estrategia inclusiva del Blind recruitment, las contrataciones dejan de estar condicionadas por el género, raza, edad, preferencias universitarias, nivel socioeconómico, nacionalidad, ideología, orientación sexual o aspecto físico de sus candidatos; por el contrario, los procesos de selección se enfocan en el potencial, experiencia y habilidades que poseen”, comenta Paulo Stoll, corporate manager en Cornerstone.

Muchos talentos permanecen ocultos o no son reclutados transparentemente debido a los sesgos que existen en las diversas compañías. Cuando se combaten estos sesgos, las compañías obtienen beneficios cuantiosos de sus nuevos talentos.

Aumento en la diversidad de la fuerza laboral. Con esta estrategia inclusiva, se lograría la inclusión en un porcentaje más elevado de mujeres, personas con discapacidad, diversas generaciones, etc., en las ternas finales, lo que también, incrementaría su presencia en cargos de primera línea como jefaturas, gerencias o direcciones.

Mayor productividad y compromiso con la compañía. Cuando los colaboradores son conscientes de haber obtenido el puesto que tienen gracias a su potencial y habilidades, y no por otras influencias, repercute positivamente en la producción y compromiso laboral. Aquí, la cultura organizacional está basada en valores y respeto a los diversos talentos.

Mejora en el rendimiento de ingresos y ventas. Cuando la productividad incrementa, producto de la satisfacción laboral, repercute positivamente en las finanzas de la empresa. De ahí, el propósito de mantener elevado el grado de felicidad de los colaboradores.

Reducción del sesgo en los líderes corporativos. Cuando una compañía recurre al reclutamiento a ciegas, es porque ha insertado el mindset del compromiso con la diversidad en sus principales líderes, cortando las subjetividades que impiden estos procesos de selección.

Refuerza los valores de la organización. Si sus líderes creen fielmente en la inclusión, sus equipos también lo harán, por lo que, la cultura organizacional estaría adoptando un valor de aceptación, igualdad de oportunidades laborales y la no discriminación. Además, la transparencia corporativa en los procesos de selección potencia el “employer branding“.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm

Comentarios