Beneficios para las PCD en el proceso de inclusión laboral

1532

Por Enrique Rispa Ramírez (Perú) – Presidente de la Asociación Juvenil Generando Sonrisas

Contacto: erispa@ajgenerandosonrisas.org

Debemos recordar que, para la inclusión laboral, basta con que la Persona Con Discapacidad (PCD) presente su certificado de discapacidad (CD), para que sume a la cuota laboral.

Sin embargo, la Ley 29973 especifica que, para que una persona tenga los beneficios que corresponder a su discapacidad, debe estar debidamente inscrita en el Consejo Nacional para la integración de la PCD (CONADIS) y obtener su respectivo carné. Para ello, debe presentar una serie de documentos (https://www.conadisperu.gob.pe/registro-nacional-de-la-persona-con-discapacidad), entre ellos, el CD; como lo indiqué en el artículo sobre clasificación de tipos de discapacidad (setiembre 2016).

 

Hago incidencia en ello pues la organización no debe quedarse solo con la recepción del CD. Como parte de su compromiso por una real inclusión laboral (y social), debe exigir al trabajador que tramite su carné de CONADIS, si es que no cuenta con éste, y darle todas las facilidades para que pueda presentar dichos documentos y luego recoger el carné (El trámite es personal).

Así, tanto el trabajador como la organización estarán contribuyendo al incremento del registro de PCD, para que CONADIS tengo cada día mayor información en cuanto a las PCD en nuestro país.

Entonces, una vez que la PCD obtiene el carné de discapacidad, obtiene los siguientes beneficios:

  • Hacer uso del parqueo especial para vehículos ocupados por PCD (Como también se indica en el link del CONADIS).
  • Exoneración del 50% en algunas empresas de transporte urbano.
  • Exoneración del 50% a eventos deportivos (partidos de la selección de fútbol), culturales, sociales y recreativos organizados por empresas privadas y públicas.
  • Contar con atención preferente en instituciones públicas y privadas.
  • Contar con apoyo con medicamentos, apoyos biomecánicos, rehabilitación, así como orientación en bienestar social.
  • Ingreso libre a zonas recreativas de propiedad del Estado (por ejemplo, Parque de las Leyendas, Parque de la Amistad, Circuito Mágico del Agua – Parque de la Reserva, así como museos, estadios, entre otros).
  • Acceder a las bonificaciones porcentuales tanto en exámenes de admisión, así como en los concursos públicos de méritos.
  • Entre otros.

De otro lado, en cuanto a la inclusión laboral específicamente, la PCD obtiene los siguientes beneficios:

  • Incrementa sus habilidades sociales.
  • Eleva su autoestima y seguridad.
  • Mejora sus habilidades laborales, tanto por el lado de los conocimientos como las interpersonales (Trabajo en equipo, comunicación, liderazgo, etc.).
  • Al sentirse parte de un grupo humano, refuerza su compromiso, lealtad, dedicación, entre otros.
  • En un ambiente de respeto y acogida, permite que genere confianza en los demás, y por tanto, puede compartir con mayor facilidad sus experiencias personales y laborales, lo cual es fuente de sensibilización, de motivación, de innovación y creatividad, y por consiguiente, de mejora en el clima del área y de la organización.

De acuerdo al último punto, contratar PCD es una puerta abierta para la organización de generar un impacto positivo en ella, en la cual se benefician todos. Es una relación ganar-ganar, pero para ello, insisto, corresponde a la organización comprometerse realmente por llevar a cabo un buen proceso de inclusión laboral, desde un cambio cultural profundo que impacte en la vida de todos.  

Comentarios