Aprende a disfrutar de tu trabajo con estos tips

2005

Muchas veces la insatisfacción laboral esta determinada por malas relaciones con jefes, compañeros, un ambiente de poco desarrollo o inconformidad por no tener una buena remuneración.

disfrutar-trabajo

Es cierto que las empresas deben ser capaces de crear buenas prácticas y políticas que promuevan la formación de una familia laboral; sin embargo, cada uno de nosotros tenemos nuestra cuota de responsabilidad para ayudar a crear un buen clima laboral y mejorar las relaciones, lo cual ayudará a sentirse mejor y aumentar la propia productividad.

Por ello, te damos unos prácticos consejos para lograr disfrutar tu trabajo:

  • Date algún tiempo por las mañanas antes de trabajar y dedícalo a ti, lo cual te permitirá comenzar el día con mejores ánimos y una sonrisa. 
  • Predisponte a trabajar. Cada día ingrese a su trabajo con la idea que puede hacer algo nuevo, algo creativo que puede ser muy útil para la empresa.
  • Automotivación. Puedes disminuir la carga para ir a trabajar si logras buenas relaciones con sus compañeros y un ambiente físico estimulante.
  • Trabaja a un paso agradable. Intenta desarrollar la misma actitud en el trabajo, necesitas trabajar en un ritmo que funcione para ti.

  • Toma una pequeña pausa antes que empieces una nueva tarea. Tu mente necesita un momento para prepararse entre cada actividad.

  • Sé consciente de lo que estás haciendo y su finalidad. Enfócate, no vale le pena perderse en pensamientos porque te bloqueas.

  • Haz lo más importante primero. No malgastes energía con proyectos que no son tan trascendentes en el día a día; maximiza tu rendimiento y realizar las tareas más importantes primero, postergar solamente causa angustias.

  • Olvídate del trabajo. Procura disfrutar de un “break” y tu tiempo para comer. Intenta encontrar alguna técnica de relajación que puedas poner en práctica.

  • Cuando sientas que no puedes controlar el mal humor, trata de no desquitarlo con un compañero o situación relacionada con tu empleo. Tampoco hables mal de un compañero frente a otro.

  • Plantéate metas semanales: éstas deben ser personales; así podrás mantenerte motivado y te sentirás útil. Lo ideal es premiarte una vez que las hayas completado.

     

  • Realiza alguna actividad para revitalizarte después del trabajo. Puede ser ejercicio, baile o una buena caminata.

  • Consiéntete a ti mismo. Reconoce tu esfuerzo y date las gracias; encuentra nuevas formas de demostrarte que te amas y cuídate.
Comentarios