¿Adicto al trabajo? 6 señales para detectarlo

706

Dedicar gran parte de nuestro tiempo a trabajar es algo bien visto por la gente en general, algunas empresas consideran que es bueno tener empleados constantes, que realizan largas jornadas laborales.

Sin embargo, esto puede ser más perjudicial de lo que imaginas, si te haces adicto al trabajo. 

De acuerdo con el portal trabajando.com, el 62% de los peruanos se consideran adictos al trabajo. A nivel mundial entre el 30% y 35% de los trabajadores son “workaholics”. Por lo general son personas de entre 30 y 48 años.

A continuación, te compartimos seis signos claros que te indican si eres adicto al trabajo:

1. Te llevas el trabajo a casa

Todos alguna vez nos hemos llevado pendientes del trabajo a casa, pero quienes tienen adicción al trabajo tal comportamiento es algo habitual, aunque esos pendientes no sean urgentes.

Recuerda que tu casa es un espacio de descanso y convivencia con tu familia, por lo que debes respetarlo.

2. Prefieres estar en el trabajo que en otro lugar

Llegas primero y eres el último en salir de la oficina. Además, si es posible acudes los fines de semana. De hecho, es posible que sea más placentero trabajar que estar en la casa o con tu familia.

Volcarse en el trabajo puede representar un riesgo para tu vida personal, tu matrimonio (si estás casado), o con tu familia y amigos.

3. Manejas altos niveles de estrés

Las personas que son adictas al trabajo tienen un alto nivel de estrés porque viven obsesionados,  se vuelven irritables, poco pacientes, manejan mucha ansiedad e incluso llegar a sufrir otros trastornos como la depresión.

4. Se te dificulta delegar tareas

La razón principal es que siempre quieren tener el control de todo y no pueden confiar en los demás e incluso se les hace muy difícil el trabajar en equipo. 

Algunos pueden llegar a sufrir ansiedad e incluso culpa si permiten que alguien más haga el trabajo.

5. Tienes muy poca vida social

Quienes sufren de esta patología solo tienen una relación con su trabajo. No piensan en una vida social e incluso no la tienen porque ponen el trabajo por encima de todo. 

Un workaholic no piensa más que en trabajar y eso les dificulta las relaciones con todos.

6. Tu autoestima depende de tu éxito en el trabajo

La autoestima de alguien quien tiene adicción al trabajo está ligada al rendimiento y los resultados que logra tener en su trabajo. Cuando tienes un mal desempeño en lo laboral tu autoestima se ve afectada, mientras que cuando tienes buenos resultados, ésta se va al cielo.

¿Cómo prevenir?

Algunas estrategias de prevención para este tipo de adicción consisten en :

  • Aprender a distribuir tu tiempo de forma saludable, combinando el trabajo y la vida privada.
  • Cuando existe algún síntoma o riesgo de padecer adicción al trabajo, se puede acudir a grupos de apoyo para hablar de las dificultades que encuentras cuando no estás trabajando.
  • Tener el acompañamiento de un coach laboral que facilite al trabajador alcanzar tus metas laborales de la mejor forma posible e impulsar el trabajo en equipo.

Asimismo, cuando ya existe algún caso de adicción al trabajo diagnosticado, se puede pedir asesoramiento y psicoterapia para redirigir tu obsesión por el trabajo, modificar tus conductas compulsivas y detectar las causas de las mismas.

Comentarios