7 signos que podrían indicar que está en el trabajo equivocado

607

En ocasiones las personas se sienten desmotivadas, insatisfechas, incomodas ý con la sensación que están en el trabajo equivocado. Si eso llega a suceder, dejar pasar el tema no es aconsejable, es muy importante analizar la situación a fondo para encontrar una solución lo más pronto posible que beneficie a la compañía y por supuesto a la persona.

Esa incomodidad es una situación normal que se suele presentar en algún momento de la vida profesional, el problema aparece cuando no se toma ninguna decisión al respecto y la productividad tanto personal como de la compañía se empiezan a ver seriamente afectadas.

Nuestro objetivo al empezar un trabajo siempre es el mismo: tener éxito personal, aportar al cumplimiento de los objetivos de la empresa, encontrar oportunidades de ascenso y desarrollo profesional, obtener nuevos conocimientos y aprovechar la experiencia para el futuro. Sin embargo, eso no siempre sucede y el simple hecho de ir al trabajo se puede convertir en una verdadera tortura.

5 Consejos para realizar con éxito el trabajo desde casa

Siempre que sintamos que no estamos satisfechos con nuestro trabajo deberíamos hacer un alto en el camino y evaluar cuidadosamente la situación para identificar cuáles son las razones por las que estamos incomodos con nuestro presente laboral.

Por esta razón, hoy vamos a reseñar 7 señales que nos pueden ayudar a darnos cuenta que estamos haciendo algo mal en nuestro trabajo, o que definitivamente estamos desempeñándonos en el cargo y el lugar equivocados. Veamos:

1. Propósito:

No entiende por o para qué hace lo que hace en su organización, no le encuentra sentido ni futuro a su trabajo y no ve diferencia alguna entre realizar o dejar de realizar su trabajo.

2. Reconocimiento:

Siente que su trabajo no es valorado y que el esfuerzo que pone día a día para desempeñar sus funciones no es reconocido ni tenido en cuenta por sus jefes en la organización.

3. Desafíos:

Le parece que su trabajo es aburrido y no implica realizar un esfuerzo para cumplir con sus objetivos, no existen nuevos desafíos ni nuevo conocimiento y sus tareas han dejado de ser un reto.

4. Desarrollo:

Le parece que en definitiva ese no es el lugar que está buscando para impulsar su carrera y que las posibilidades de crecimiento y evolución profesional son mínimas.

5. Respeto:

El respeto, y en ocasiones admiración, que sentía por sus compañeros y jefes se han perdido, eso implica que usted ya no cree en lo que hacen sus compañeros ni superiores y que ya no le inspiran ganas de continuar esforzándose en su trabajo.

6. Convicción:

No se siente convencido de lo que hace ni hacía dónde va su organización, ya no cree en la visión ni objetivos por los que alguna vez quiso trabajar ahí y le parece que están tomando el rumbo equivocado. 

7. Cambio de aire:

Puede que las cosas en la empresa vayan muy bien o que existan los problemas normales al interior de una organización, pero en ocasiones usted definitivamente siente que necesita un cambio de trabajo para oxigenar su carrera y relanzar su productividad.

Cuando se presente alguna de estas situaciones, la solución inmediata no necesariamente es cambiar de trabajo. Puede que haya tenido un mal día o una discusión fuerte con su jefe o un compañero, pero es necesario analizar detenidamente las causas de su incomodidad y encontrar respuestas sensatas. 

Una alternativa podría ser crear un listado con las condiciones que debería tener su trabajo ideal y compararlos con la situación actual de su empleo, puede que encuentre que las soluciones dependan de cambios en su propio comportamiento o de aspectos que puede conversar con su jefe para mejorarlos.

En cualquier caso, recuerde que cada trabajo durante su vida es una oportunidad para incrementar su experiencia, para adquirir nuevos conocimientos y para potenciar su imagen como profesional y que todo eso le ayudará a conseguir mejores trabajos cada vez.

Evalué detenidamente su situación laboral cada vez que presente alguno de los signos que hemos descrito arriba y tome la mejor decisión para su vida personal y profesional. Si finalmente no encuentra alternativas ni acciones para mejorar la situación, tal vez la solución realmente sea cambiar de trabajo para relanzar su productividad.

 

 

Comentarios