64% de firmas ‘top’ cambió de gerente

961

Según una encuesta realizada por Tasa Worldwide a los gerentes generales de las 100 principales empresas del país, el 64% de los consultados reveló que sus compañías reemplazaron a uno o algunos de sus gerentes de primera línea del 2013. De acuerdo con su gerente general, Adolfo Gonzales, si tomamos una organización típica de seis cargos gerenciales de primer nivel y se ha producido el reemplazo de un gerente, asumiéramos que la rotación gerencial ha sido de aproximadamente 10% el último año.

Para Gonzales, la rotación laboral de los ejecutivos ‘top’ es más alta en comparación con años previos, debido a que antes era común permanecer hasta 20 años en una compañía, no obstante, hoy el tiempo de permanecía en una empresa es de tres años en promedio. ¿Pero, qué revela esa cifra? Para el ejecutivo esta es un reflejo del escenario que atraviesa el país, pues la desaceleración de los principales indicadores económicos, que empezó a sentirse desde mediados del 2013, ha llevado a las compañías ‘top’ a ajustar sus cuadros gerenciales para mejorar sus competidores para mejorar su competitividad, más aun en estos tiempos de cambios. “Lo que era bueno para ayer ya no es bueno para hoy, lo que significa que una persona competente para un cargo en una empresa puede ya no serlo por los cambios que se están dando”, sostuvo.

Los resultados forman parte de un estudio que realizo Tasa Worlwide y que tiene por objetivo conocer las tendencias de gestión empresarial y su impacto en el manejo de talento ejecutivo, identificando algunos indicadores en los procesos de contratación de gerentes de primera línea, manejo y retención de talento, planes de sucesión, promociones, identificación, movilidad local e internacional del talento, entre otros datos.

Los más buscados

Otro dato revelador de la encuesta es que las competencia más valorada por las empresas ‘top’ en un ejecutivo hoy en día son, la habilidad para anticiparse y solucionar problemas, para cambiar y reinventar la organización y la proactividad, entre otros valores.

“Las empresas evitan a toda costa las personas conflictivas o que se resisten al cambio, pues lo que más valoran es la posibilidad de anticiparse a los problemas y de liderar el cambio al interior de la organización”, refirió. Para Gonzales, lo más difícil del proceso de contratación es el cierre del mismo ¿La razón? “Tú puedes identificar al candidato, pero lo más importante es que captes su interés para convencerlo de dar el cambio. Si no lo logras convencer, existe la posibilidad de que la negociación se caiga y pierdas en cinco minutos lo que ha llevado meses de conservaciones”, señaló.

El ejecutivo manifestó que no todas las compañías tienen mecanismos de retención, por lo que algunas “terminan prostituyendo” el mercado. “Muchas terminan prostituyendo el mercado pues al no tener estrategias adecuadas, como la promoción, capacitación o bonos, terminan concentrándose únicamente en el incremento salarial. Al final algunos se quedan, pero no por un tema de identificación o de valor sino únicamente por dinero”, reveló.

Un dato no menos relevante es que los tres factores más importantes al momento de contratar son: la trayectoria laboral, las competencias gerenciales y la visión global de negocios. “Cuando ya has caminado a lo largo de tu vida ejecutiva, lo que más va a pesar es tu experiencia y tu habilidad de hacer rentable a tu empresa y solucionar los problemas” anotó.

 

Fuente: Día 1 de El Comercio

 

Comentarios