60% de empresas peruanas proyecta tercerizar algún proceso operativo en los próximos años

733

A puertas de cerrar el año, las empresas centran todos sus esfuerzos en el cumplimiento de sus objetivos y el desarrollo del negocio. En este contexto, el tiempo es un factor crucial, que obliga a las organizaciones a concentrarse en las actividades del core del negocio y tercerizar otras administrativas como las de gestión de planillas, contabilidad, finanzas, etc.  Así surge la necesidad de delegar algunos procesos a especialistas dentro de las ramas del outsourcing. 

Según una investigación del Global Research Marketing (2018), el 60% de las empresas peruanas proyecta tercerizar procesos operativos y servicios en los próximos años. Entre los servicios más solicitados se encuentran el reclutamiento de personal (33.5%) y la administración de planilla o “payroll” (28.9%).

“El mercado de outsourcing de planilla es muy interesante. Los proveedores de este servicio deben de entender las necesidades del nicho y ofrecer un producto competitivo basado en calidad, experiencia, tecnología y precio”, precisó Javier Hurtado, Socio de Outsourcing de BDO en Perú.

¿Existe un periodo del año que sea propicio para solicitar este servicio por parte de las organizaciones?

“De manera nominal se podría decir que, entre octubre y diciembre, son los meses indicados para solicitar el servicio de tercerización de planillas. Esto a efecto de asumir la responsabilidad de la actividad a partir de enero del siguiente año”, indica el  especialista de BDO.

El análisis del ejecutivo precisa que un proceso de nóminas requiere precisión en los cálculos y oportunidad en la entrega, ya que se está hablando de dos usuarios importantes: el personal de las empresas y las autoridades tributarias.

Por tal motivo, hay que tener en consideración que la fase de implementación es clave y crucial para un correcto desarrollo a futuro del servicio. En esta etapa se definirán los protocolos y se entenderá a cabalidad todas las particularidades y necesidades de la compañía, a fin de brindarles una solución que genere valor agregado a las empresas. Posteriormente, se realizará las pruebas de funcionamiento para, finalmente, poner en marcha el proyecto, comenta Javier Hurtado.

 

Comentarios