3 recomendaciones para escribir un CV que llame la atención

761

Antes de crear o actualizar el CV, se debe considerar que las empresas: ¡No tienen tiempo!, y a veces ni personal para reclutar. Es por eso que existen algunas preguntas que muchos se hacen con frecuencia: ¿vale la pena redactar un currículum?, ¿el reclutador y los jefes leen este documento?, ¿es mejor esperar a la entrevista para destacarme?.

El 70% de las ofertas laborales son ocultas, es decir, se accede a éstas a través de contactos. Sin embargo, aun aplicando a través de conocidos, podría necesitarse el CV para primeros empleos, tener un primer filtro con el reclutador, subir el CV a Internet, hasta dejar una copia en Recursos Humanos.

En términos de número, más vale recordar que:

  • El tiempo promedio que un reclutador dedica a mirar este documento son siete segundos.
  • 88% de los reclutadores dice descartar el CV desde que mira una mala fotografía.
  • 40% de los empleadores a nivel mundial afirma eliminar currículums por faltas de ortografía.
  • 17% valora más una buena carta de presentación, que un CV generalizado.

Estas son algunas recomendaciones, que es importante ajustar según la experiencia y los objetivos de contratación de cada persona. 

  1. Vende tus resultados
    Una forma rápida de resolver la redacción de un currículum es limitarse a describir responsabilidades. Ayuda a saber ¿qué has hecho?, pero no destaca. Para distinguirse, los ‘datos duros’ son mejores aliados.

    Una fórmula que puedes utilizar en el apartado ‘Experiencia’ y ayuda a resumir cómo sobresaliste es “CAR” (Challenge-Action-Results, por sus siglas en inglés), esto significa redactar los párrafos de experiencia profesional bajo la siguiente fórmula: Reto+ Acción que tomaste= ¿qué resultado? Esta metodología permite explicar habilidades, dejando claro qué tipo de resultados o acciones puedes emprender

  2. ¿Tienes mucha prisa?
    Sólo tienes 15 minutos para tu hoja de vida, entonces olvídalo, deja este ejercicio para otra ocasión, para el momento en que puedas dedicar al menos una hora a seleccionar datos relevantes que engloben experiencia y habilidades que pones a disposición del puesto y la empresa, o proyecto emprendedor.
  3. Adapta el CV
    Parecería obvio, pero no por ello deja de suceder: los datos que escribes en el CV necesitan destacar competencias que encajen con la vacante y la organización, sin embargo, los buscadores de empleo, sobre todo jóvenes, suelen tener una misma versión de currículum para diferentes entrevistas.

    Evita llenar por llenar una hoja de vida, con objetivos o lista de competencias que solo quitan espacio, y no hacen sobresalir. Eso de ‘ser un profesional productivo y eficiente’ no le importa al empleador, mejor ocupa ese espacio para las acciones que has impulsado durante tu trayectoria y, hoy, te hacen ser la mejor opción para una actividad.

Comentarios