22 % de colaboradores tienen tendencia a desarrollar un síndrome metabólico

234

Según un estudio realizado por Pulso Salud, empresa de salud ocupacional y preventiva, el 22 % de colaboradores evaluados en sus centros de salud a escala nacional, presentaron todas las condiciones necesarias para desarrollar síndrome metabólico, un grupo de trastornos que se presentan al mismo tiempo, afectando a diversos órganos y que aumentan el riesgo de padecer problemas circulatorios, cardiovasculares y hasta diabetes tipo 2[1].

Para el Dr. Carlos Prado, médico patólogo clínico de Pulso Salud, una persona puede tener un solo factor de riesgo, como obesidad, triglicéridos elevados o mayor presencia de azúcar en la sangre, nivel bajo de colesterol HDL (colesterol bueno que se encuentra en el organismo) o presión arterial elevada, y no tener esta condición; sin embargo, si presenta más de tres de estas alteraciones al mismo tiempo, es considerado como síndrome metabólico.

“Durante el periodo entre el 2018 al 2021, hemos realizado cerca de 250 mil exámenes ocupacionales, los cuales, nos ha permitido identificar que los colaboradores, en su mayoría varones entre 27 a 36 años, muestran mayores probabilidades de tener esta condición, pues los resultados de su perfil lípido y de glucosa fueron preocupantes, lo cual puede ser consecuencia de la excesiva ingesta de grasas saturadas y carbohidratos”.

En esa línea, el experto resaltó que, al haber un gran porcentaje de personas en el país con riesgo metabólico, esto puede constituir un grave problema de salud pública, ya que, están relacionadas con el incremento de enfermedades crónicas no trasmisibles, que representan una carga importante para el sistema de salud. Además, las pérdidas totales asociadas con estas enfermedades, incluidas las afecciones de salud mental, representarían al país, en el período del 2015 al 2030, unos US$ 477 mil millones del producto bruto interno (PBI)[2].

Por eso, enfatizó el especialista, es importante que las empresas realicen controles periódicos a su personal, a fin de identificar a tiempo este síndrome. “Es necesario que desde el lado de los empleadores se incentive el control médico regular y se promueva un adecuado estilo de vida, a través de actividad física y alimentación balanceada, pues este trastorno en etapa avanzada puede ocasionar problemas en la productividad y efectividad del negocio e, incluso, llevar al trabajador a desarrollar un infarto cerebral, cardiaco o falla del aparato respiratorio, a consecuencia de la producción de coágulos en las arterias”.

Este informe fue compartido durante la participación de Pulso Salud en el XVII Congreso Latinoamericano de Salud Ocupacional realizado por Asociación Latinoamericana de Salud Ocupacional ALSO, que reunió a profesionales de la salud de la región, para compartir experiencias y avances en torno a esta disciplina.

Durante el encuentro, el especialista recomendó que, en la realización de las pruebas de laboratorio y chequeos, se deben tener en cuenta cinco parámetros específicos que podrían indicar su estado de salud general frente a este síndrome, como los triglicéridos elevados, disminución de colesterol HDL, alto nivel de glucosa, diagnóstico de hipertensión arterial y aumento del diámetro de cintura, que determinan la obesidad o sobrepeso.

[1] Síndrome Metabólico. Mayo Clinic. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/metabolic-syndrome/symptoms-causes/syc-20351916. Último acceso: octubre 2021.


SUSCRÍBETE a InfoCapitalHumano y entérate las últimas novedades sobre el sector de Recursos Humanos. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2Ot6KZm  

Comentarios