10 mitos sobre la negociación del primer salario

1096

Un reclutador o empleador, en menor o mayor medida, estará dispuesto a negociar un salario cuando tiene la impresión de que aquel candidato resolverá problemas y cumplirá los objetivos de la organización.

El salario inicial sirve como ancla durante su carrera. Empezar demasiado bajo podría ser un error costoso. No permita que estos 10 mitos comunes lo limiten en la mesa de negociaciones.

  1. No tengo experiencia, así que no tengo poder de negociación. En este punto en el proceso de contratación, los empleadores están extremadamente interesados en sus candidatos elegidos. Así que incluso los candidatos de nivel inicial tienen poder de negociación.
  2. No tengo otra oferta, así que no puedo negociar. Aunque tener una oferta alternativa le da más poder de negociación, puede negociar sin tenerla.
  3. La oferta es más de lo que yo esperaba, así que no necesito negociar. Si la oferta es más de lo que esperaba, probablemente significa que usted no está bien calibrado. No agrave su error negociando.
  4. No debería negociar porque soy mujer, este hecho no le gusta a la gente. Esta suposición a menudo impide a las mujeres negociar, y no es verdad.
  5. La economía no esta muy bien, así que es un mal momento para negociar. Un buen talento sigue siendo difícil de encontrar, y se valora en consecuencia.
  6. Una búsqueda en línea ofrecerá todos los datos salariales que necesito antes de la negociación. Realice algo de investigación en el terreno usando sus redes educativas y profesionales.
  7. La preparación realmente no importa; todo reduce a como me presente durante la negociación. Lo que haga antes de la negociación importa más de lo que piensa y afecta drásticamente su desempeño.
  8. Pida lo que usted quiera. ¡No! Pida más de lo que quiera. Las negociaciones siempre involucran algo de estira y afloja.
  9. Si su nuevo jefe dice sí inmediatamente, es momento de celebrar. Un sí inmediato probablemente signifique que no pidió suficiente. Reúna suficiente información por anticipado para saber que no se está vendiendo barato.
  10. Recibir un no significa que la negociación fue un error. Al negociar, ha demostrado a su empleador que sabe cómo hacerlo, una habilidad valiosa. 
Comentarios