Vacaciones útiles: una alternativa estratégica para las empresas

2533
Gregory Brios
Gerente General
Greco Tours Eventos
Raúl Salas
Director Ejecutivo Educación no Formal
YMCA Perú
Sara Zamudio
Directora General
Sajarah Perú

 
Como mercado, está atravesando por un franco proceso de expansión con más empresas ofreciendo estos servicios y con una gama amplia de alternativas. Tal situación es reflejo de una demanda creciente que se sustenta en la mayor importancia que brindan las empresas a la gestión de personas.

En efecto, ahora las empresas se preocupan más por motivar, integrar y mejorar el bienestar de sus colaboradores. Una herramienta para lograr tales objetivos son los programas de vacaciones útiles para los hijos de los trabajadores. Su eficacia no solo lo ha hecho muy popular y utilizado enl as empresas privadas, sino ahora también en las entidades públicas.

«Las organizaciones están interesadas en que sus trabajadores se encuentran más motivados e identificados con la empresa, por eso un objetivo importante de las empresas es mejorar el clima laboral», afirma Gregory Brios, Gerente General de Greco Tours Eventos.

Considerando que las personas laboran esencialmente para atender las necesidades de sus familias, Raúl Salas, Director Ejecutivo de Educación no Formal de YMCA Perú, destaca lo estratégico que resulta para las empresas el hecho de prestar atención a los hijos de sus colaboradores. «Es una manera de alinear los valores personales con los de la organización», refiere Salas.

Sara Zamudio, Directora General de Sajarah Perú, en la misma dirección, destaca que no hay nada más importante para los padres que el bienestar de sus hijos, y por eso los programas de vacaciones útiles generan gran entusiasmo y expectativa entre los colaboradores. «De hecho, repercute en el desempeño y entusiasmo de los trabajadores, y eso, sin duda, beneficia a la empresa», agrega Zamudio.

Sin duda, es una manera concreta de dejar constancia que la empresa se preocupa realmente por el colaborador y su familia. Por eso, es esencial contar con un programa bien diseñado y que responda a las expectativas de las empresas y los colaboradores.

El diseño

De lo que se trata es de diseñar un concepto donde el niño sea el protagonista dentro de un espacio de socialización, y que ello coadyuve a su formación integral, y a la vez haga posible satisfacer las expectativas del colaborador y la empresa. «El propósito primordial no es que el niño aprenda una determina labor, sino que adquiera un valor intangible que sirva a su formación», explica Gregory Brios.

En las empresas privadas, a diferencia de las instituciones públicas,se aprecia mayor interés porque el diseño del programa se acondicione más a los requerimientos de la empresa. Suelen solicitar, por ejemplo,que los valores que la empresa fomenta entre sus colaboradores trasciendan a los niños, que éstos se identifiquen con los colores de la empresa o que conozca el centro de trabajo de sus padres, entre otros. «En suma, se busca que la empresa sea una prolongación de las expectativas y las perspectivas de la familia», sostiene Gregory Brios.

El programa de vacaciones útiles puede diseñarse, entonces, teniendo en cuenta los valores, la misión y la visión de la empresa. Asimismo, se pueden vincular algunas manualidades con el know how de la organización.«De lo que se trata es de enriquecer la cultura que se vive al interior de la organización, otorgando un valor de alto impacto con  un evento que involucra a los niños», anota Brios.

El concepto del evento se despliega a través del contenido de los talleres, en las decoraciones de los ambientes y de los buses que transportan a los niños, en los polos coloridos (que contienen frases o ideas fuerza), y en el conjunto de manualidades, grafitis, música, etcétera.

Características

Son actividades esencialmente lúdicas pero que, al mismo tiempo, sirven al aprendizaje de los niños aunque sin llegar a un nivel especializado (como, por ejemplo, que aprendan a nadar, a tocar cajón, que mejoren su técnica deportiva, etcétera).

«A los niños hay que darles capacidades para que manejen su salud, controlen el sobrepeso, por eso es importante que tengan mucho movimiento», recomienda Raúl Salas.

Asimismo, los programas involucran dinámicas retadoras, que permiten descubrir habilidades personales, pero también actividades que fomentan una actitud cívica y aportan a la sociedad. «Por ejemplo, acciones o concursos de reciclajes, de acopio de papeles para contribuir con los bomberos, etcétera», explica Raúl Salas.

Se pueden trabajar muchas dimensiones desde el punto de vista recreacional como, por ejemplo, la visita de museos puede resultar muy divertida desde esta perspectiva. «A través de la recreación también se promueve la socialización, superar la timidez y a atreverse a algo distinto», comenta Sara Zamudio.

Usualmente las empresas solicitan que se realice un acto de clausura donde los niños demuestren lo que han aprendido. «Es importante que en este caso participen absolutamente todos los niños y, para ello, es mejor presentarlos por grupos», sugiere Gregory Brios.

Hay que señalar que un aspecto muy valorado por las empresas es el adecuado control de los riesgos por parte de las firmas de servicios, más aún si el número de niños que van a participar es grande.

La edad adecuada de los niños para los programas de vacaciones útiles es entre 6 y 11 años, más o menos. Por encima de esa edad se sugieren otras actividades, que pueden ser campamentos de formación de líderes, por ejemplo.

Las alternativas

Tradicionalmente lo más demandado por las empresas han sido los talleres. «Por ejemplo, actualmente están en boga los talleres de minichef, actividades manuales, danzas típicas y modernas», explica Zamudio.

No obstante, en opinión de Zamudio, los paseos han venido ganando terreno en los últimos años. Otras opciones son las actividades campestres, fuera de Lima, en lugares como Chaclacayo, Cieneguilla, Chosica o Canta. Se puede aprovechan las vacaciones para programar, junto con los padres, un evento familiar.

Están también los paseos recreativos, como ir al cine, al bowling, a los juegos mecánicos. Otra modalidad son los paseos educativos hacia los museos, zoológicos, entre otros. Existen propuestas novedosas que buscan adecuarse a las nuevas circunstancias. Por ejemplo, los talleres de defensa civil, de seguridad vial, de protección del medio ambiente y de la ecología. En cualquier caso, el propósito es que los niños aprendan como jugando.

En suma, son programas que pueden tener muchas variantes: turismo, campamento, talleres, familiares, cívicos, etcétera. «Son programas en beneficio de la socialización, independencia y fortalecimiento de la personalidad del niño, así como de su creatividad», anota Sara Zamudio.

La oferta

La oferta ha crecido de forma extraordinaria en años recientes y las exigencias en calidad y variedad se han incrementado. Actualmente, los servicios de vacaciones útiles son brindados por empresas productoras, institutos, asociaciones y centros deportivos.

Gregory Brios explica que en el caso de Greco Tours Eventos, diseñan, producen y elaboran un programa a la medida de las expectativas y del perfil de la empresa cliente. «Son productos de alto impacto para que se afirme en el niño un conjunto de valores y experiencias y, a la vez, socialice con los hijos de los demás colaboradores», asegura Brios.

El Gerente de Greco Tours Eventos enfatiza la importancia que el niño conozca, se familiarice e identifique con la labor que desarrolla su padre, y crezca habiendo experimentado una vivencia vinculada al centro de trabajo de su progenitor. «Eso es un valor intangible de estos programas», añade Brios.

Diversión y salud

La propuesta de YMCA apunta a una combinación entre recreación y salud deportiva. «Los muchachos acá tienen mucho movimiento, practican deportes y adquieren competencias que les ayudan a manejar de manera responsable y divertida su tiempo libre. Diversión, deporte y salud es lo que nosotros ofrecemos», señala Raúl Salas.

Como explica Salas, la pedagogía experiencial integradora es la que utilizan, pues el propósito es que los niños aprendan haciendo y experimentando. Los programas que se desenvuelven en la mañana y en la tarde. También están aquellos productos que ofrecen a la medida de lo que solicitan sus clientes y que, en algunas ocasiones, se realizan en las instalaciones de las propias empresas.«Nosotros además tenemos una piscina, y un campamento en Mala en donde tenemos un parque de cuerdas para actividades de outdoor training», sostiene Raúl Salas.

Acorde con las preferencias del mercado por los talleres y los paseos, Sajarah ha desarrollado una oferta muy particular. «Nuestra propuesta es un mix de actividades: las semanas de paseos son alternadas con las semana de talleres. Entonces cada semana el niño va a tener un programa distinto y especial», señala Sara Zamudio.

Otra variante de las actividades de verano que ofrecen en Sajarah son los family days, para aquellas empresas que busca que los padres compartan una interesante experiencia junto con sus hijos mediante una serie de dinámicas como gymkanas y diversos juegos.

Consideraciones

Ahora bien, si la empresa va a realizar un programa de vacaciones útiles por primera vez, lo primero que tiene que hacer es indagar qué alternativa resultaría más conveniente para los colaboradores y para el propósito de la empresa. De ahí que sea preciso realizar encuestas entre los colaboradores, determinar presupuestos, y evaluar alternativas.

Es esencial coordinar con la empresa que ofrece el servicio para esbozar, en conjunto, un programa acorde a las necesidades y objetivos que tiene previsto el área de Recursos Humanos. «Estos programas están vinculados estrechamente a los objetivos de la organización. Entonces, para agregar  el mayor valor posible hay que ligarlos a la estrategia del área de Recursos Humanos», anota Gregory Brios.

Sara Zamudio recomienda asegurarse que sean profesionales las personas que conforman las empresas que brindan estos servicios, ya que se requiere de personas con formación y experiencia en el trato con niños. «No está demás solicitar que los materiales que se van a utilizar sean los adecuados, que no expongan a ningún riesgo y no sean tóxicos para los niños. En muchos casos para reducir costos algunas empresas sacrifican estas consideraciones», agrega Zamudio.

Solicitar información detallada a las empresas de servicios, es otra sugerencia. No solo se debe indagar acerca de la experiencia que tiene, sino llamar a sus clientes para tener una mayor referencia acerca de la calidad del servicio.

Costos

Los costos están en función de la duración del programa y de la cantidad de niños que participan. «Son actividades que están diseñadas para una cierta cantidad de niños –podríamos decir por encima de 30–, porque el conjunto de servicios que brinda o el paquete que se elabora, es masivo», precisa Gregory Brios.

En esta misma dirección, Raúl Salas refiere que el costo promedio por niño se va reduciendo conforme aumenta el número de participantes. Las salidas fuera de Lima son los productos con mayor costo, por todo lo que ella implica: desplazamiento, mayor personal, entradas a los locales, etcétera.

Ahora, los servicios específicos van a depender en última instancia del presupuesto asignado por la empresa privada o la entidad pública. A partir del presupuesto, las firmas especializadas en estos servicios diseñan y producen los programas de vacaciones.

El mercado

Inicialmente fueron los centros culturales y las instituciones educativas las que ofrecían estos servicios, que consistían en muchos casos solo en el alquiler de la infraestructura. Conforme la demanda fue creciendo, estas instituciones comenzaron a desarrollar un paquete más completo (que incluía monitores y materiales inclusive). Pero fue el auge de la gestión de personas al interior de las organizaciones, en los últimos años, lo que disparó la demanda por estos servicios. Eso animó a ingresar a muchas más empresas al mercado configurando la vasta oferta que ahora existe.

«La competencia se ha incrementado en los últimos años, eso ha elevado la calidad del servicio y, al mismo tiempo, nos está obligando a innovar más», refiere Sara Zamudio.

Ciertamente, el valor que genera esta herramienta en las organizaciones ha avivado la demanda de las empresas de todos los sectores. Específicamente, se constata una fuerte demanda de sectores como retail, bancos, colegios, seguros y empresas de alimentos.

«Las empresas con baja rotación de sus trabajadores, con áreas de Recursos Humanos y una orientación hacia la mejora de su clima laboral, son las que más interés tienen en los programas de vacaciones útiles», precisa Sara Zamudio.

Por tamaño, especialmente son las empresas grandes y medianas las que desarrollan actividades de vacaciones útiles. Pero recientemente se constata mayor interés de las empresas pequeñas.

Perspectivas

Mirando en perspectivas, se puede afirmar que el futuro para los servicios de vacaciones útiles es prometedor. Sin duda, la tendencia de las empresas de continuar apostando por su capital humano, especialmente por brindar un buen clima laboral y mejorar el bienestar de sus colaboradores, no se va a detener.«Conforme las empresas continúen colocando a la persona en el centro de su estrategia, la demanda por estos servicios va seguir en ascenso», vaticina Sara Zamudio.

Acaso el mayor crecimiento futuro de este mercado va a provenir de una mayor demanda de las empresas de menor tamaño. Para las firmas que ofrecen los servicios de vacaciones útiles, el reto es desarrollar productos que respondan a necesidades específicas no solo de las grandes y medianas, sino también de las pequeñas empresas.

Comentarios:

#1 10:07:51 | 2012-12-06, Publicado por: SARA ZAMUDIO

Estimados, gracias por el tiempo que se toman en leer el articulo. Para contactarse con nosotros: info@sajarahperu.com / 5399509 / 100*9100. Estaremos encantados de atenderlos. Sara Zamudio-SAJARAH PERU SAC.


#2 13:53:10 | 2012-12-05, Publicado por: Miriam Mariscal Espino

Artículo interesante y propicio para la elaboración de los programas de vacaciones úliles que se trabajan en este periodo. Agradeceré nos faciliten número telefónicos o correos de Greco Tours y de Sarajah.


#3 16:30:20 | 2012-12-03, Publicado por: Lourdes Arrunátegui Columbus

Como siempre, sus artículos muy interesantes y de actualidad. Me gustaría saber cómo nos ponemos en contacto con Sara o su Empresa,
saludos


#4 10:10:24 | 2012-12-03, Publicado por: Orlando Yactayo Vicente

El Capital Humano es darles valor y sentirse bien dentro de sus labores hace que el personal pueda tener compromiso con sus funciones.
Lo que menciona la Srta Zamudio es importante sobre las vacaciones utiles a niños,a nivel corporativo se puede dar,ya que los hijos de los trabajadores desean tener unas vacaciones productivas y desarollar intereses de aprendizaje.
En los utimos años el profesional desea sentirse valorado por lo que realiza pero tambien tener momentos de relajamiento y desarrollar dinamicas con sus compañeros de labores,viajes a lugares fuera de lima y compartir momentos de diversion es una buena alternativa de bienestar y salud para el trabajador que toda empresa desea.
Les recomiendo el servicio que ofrece Sajarah Peru,la responsabilidad y el servicio que ofrece son de primera,comprobado a nivel corporativo.


Comentarios