Redes sociales: ¿Cómo potenciar los procesos de reclutamiento?

264
Jimena Mendoza
Gerente de Proyectos
Lee Hecht Harrison – DBM Perú
Carlos San Román
Director General
Adecco
Ernesto Velarde
Country Manager
Trabajando.com Perú

 
De los casi 1300 ejecutivos encuestados por Lee Hecht Harrison-DBM Perú para un estudio, el 45% afirma haber utilizado alguna red social para la búsqueda de talento, mientras que el 71% de ejecutivos del área de Recursos Humanos declara lo mismo. Pero hay más: el 56% de los ejecutivos han buscado referencias sobre posibles candidatos a un puesto en alguno de estos medios; en el caso de los ejecutivos de Recursos Humanos este número es ligeramente mayor, llegando al 60%.

«Sin duda las redes sociales cada vez juegan un rol más importante en los procesos de selección y captación. Ya sea para identificar a candidatos como para verificar referencias», afirma Jimena Mendoza, Gerente de Proyectos de Lee Hecht Harrison – DBM Perú.

El atributo más inmediato que se aprecia, además de contar con millones de usuarios, es el rápido acceso que permite a los perfiles de las personas, hecho que posicionan a las redes sociales como una herramienta de reclutamiento actualizada y de gran alcance. «No solo eso, además, se maneja la información de las redes de  contacto de estos candidatos. Podemos contactarlos en tiempo real y recibir respuesta simultánea, minimizando costos de comunicación», sostiene Carlos San Román, Director General de Adecco.

Su protagonismo se explica, según Ernesto Velarde, Country Manager de Trabajando.com Perú, porque son más eficientes y económicas tanto del punto de vista del reclutador como del candidato. «Aunque debe tenerse en cuenta que una red profesional resulta más útil», precisa Velarde.

Ventajas

Equiparado con los medios tradicionales de reclutamiento, las redes sociales aventajan por su mayor eficiencia. A través de ellas se facilita la recepción de una extensa cantidad de postulantes para las diferentes ofertas de trabajo que se canalizan a través, por ejemplo, de los portales de empleo. «Y eso se consigue utilizando menos capital del que sería necesario para lograr el mismo impacto mediante los canales tradicionales», explica Ernesto Velarde.

Claro que lograr un buen impacto finalmente va a depender de si se cuenta con una buena comunidad o networking, la que debería que ser elaborada y construida minuciosamente.

El ejecutivo de Trabajando.com asegura, además, que recurrir a Internet en los procesos de reclutamiento, favorece una elección más transparente, justa y rápida.

La fluida interacción e intercambio de información que permite con los candidatos, es otro atributo que favorece los procesos de selección y captación. Así mismo, Carlos San Román destaca la facilidad para direccionar la búsqueda a cargos específicos. «Pero hay que decir que funciona más para posiciones de nivel ejecutivo que para posiciones técnicas o de procesos masivos», especifica San Román.

Tal vez la limitación más importante de las redes sociales es que, aún todavía, no todos los candidatos saben utilizarlas correctamente, o incluso, algunos ni siquiera cuentan con un perfil en algunas de ellas.

¿Alternativa o complemento?

Si tenemos en cuenta que el objetivo de las empresas, al momento de buscar un candidato para un puesto, es encontrar al mejor aspirante, es natural que recurran a todos los canales disponibles. En la medida que tengan un mayor número de antecedentes de la persona, desde curriculares hasta información personal o referencias de sus contactos, las probabilidades de error disminuyen. «Por eso, las redes sociales son un complemento imprescindible para los procesos de selección de las organizaciones», afirma Ernesto Velarde.

Igualmente, desde la perspectiva de los portales de empleo, las redes sociales constituyen un complemento que les permite publicar en otros escenarios y acceder a otras poblaciones.

Entonces, las empresas no deberían prescindir del método tradicional, ya que no todo lo que se encuentra en Internet puede ser útil para la empresa. Como sostiene Velarde, lo ideal sería que las empresas encuentren un balance entre la forma habitual de búsqueda y el uso de redes sociales. Lo más importante es aprender a utilizarlo de manera correcta y lograr un equilibrio adecuado entre ambos.

Redes sociales y profesionales

Ahora, no todas las redes sociales son iguales. Facebook o Twitter procuran mantener a las personas al tanto respecto de la vida social sus amigos, conocidos y familiares, y viceversa. Mientras que en LinkedIn las personas publican y comparten (con amigos, conocidos, familiares y empresas) información relativa a su educación y experiencias de trabajo presente y pasadas.

En principio ambas, las redes sociales y las redes profesionales,  pueden ser buenos medios de reclutamiento. Sin embargo, su importancia relativa va a depender del nivel o posición a buscar. Por ejemplo, es usual recurrir a las redes profesionales para los niveles de mandos medios en adelante.«Estas son herramientas formales que permiten contactar a los candidatos con mayor seguridad y que ellos cuenten con la información de la empresa donde laboramos», expresa Carlos San Román.

Hoy en día, LinkedIn es una de las mejores redes profesionales, debido a que se encuentra sectorizada y profesionalizada por rubros, especialidades y grupos, lo que lo vuelve más accesible tanto para las empresas como los usuarios.«A mi parecer, contar con una cuenta en alguna red profesional –ya sea LinkedIn, Viadeo o Xing–  es indispensable», refiere, por su parte, Ernesto Velarde.

Posicionarse en las redes

Estar presente en Internet no es una opción, ya es una exigencia para las empresas, y, especialmente, en opinión de nuestros entrevistados, deberían, las organizaciones, poner particular empeño en posicionarse en las redes sociales, porque los candidatos a un puesto de trabajo utilizan hoy con más intensidad estas plataformas para acercarse a las organizaciones.

Carlos San Román propone concebir a las redes sociales como un medio de publicidad, por lo tanto, mientras más visibilidad tenga la  empresa, mayor será su posicionamiento de marca, lo que, a su vez, redundará en un incremento de potenciales candidatos.

«Pero como en todo, las empresas tienen que manejar bien su perfil, encargándole esta función no a un practicante, sino a alguien con experiencia. Está en juego la reputación de la empresa que tanto tiempo ha logrado construir a lo largo de los años por otros canales», anota Jimena Mendoza.

Cómo utilizarlas

Ahora, la manera directa de incorporar las redes sociales en los procesos de reclutamiento, para una empresa, es creando un perfil propio que sea accesible para todo público.

Aunque Facebook y Twitter son las redes más comunes, Ernesto Velarde recomienda crear perfiles, además de en LinkedIn, por supuesto, en otras menos conocidas, pero que son específicas para este tipo de fines, como es el caso deViadeo y Xing.Todas estas redes están desarrolladas para que los usuarios puedan establecer intercambios de información o currículum con los headhunters, gerentes o directores de recursos humanos de miles de importantes empresas.

«Lo principal para iniciar con el tema de las redes sociales es darle movimiento a tu página, mientras más contactos obtengas tendrás una mayor base de datos para tus búsquedas», sugiere Carlos San Román.

Por su parte, Jimena Mendoza recomienda que el área de Recursos Humanos se mantenga cada vez más activa en las redes sociales, sobretodo en LinkedIn donde además de identificar perfiles se pueden publicar requerimientos de posiciones.

Los ejecutivos

Pero no solo las empresas pueden sacar provecho de la Web 2.0. Con más empleadores ingresando a Internet para buscar talento, los ejecutivos tienen ahora una gran oportunidad para potenciar su empleabilidad a través de las redes sociales. Como señala Jimena Mendoza, se trata de un medio dinámico en la que las personas pueden actualizar sus datos permanentemente, y esos cambios son reflejados y están disponibles para todos los contactos de forma instantánea.

«La limitación principal es la falta de control que podemos tener si no manejamos bien la privacidad de nuestras redes y la información que otros publican sobre nosotros», advierte Jimena Mendoza.

No se trata sólo de registrarse en todas las redes sociales porque sí. Una vez creado un perfil, es importante mantenerse como partícipes activos, así sea en foros y debates. «Es sustancial que los ejecutivos creen su propia marca y den a conocer sus habilidades laborales, para que sean tomados en cuenta por los reclutadores cuando se abran nuevas vacantes», sugiere Ernesto Velarde.

Al ser una vitrina que expone la vida personal, lo ideal es conservar un perfil prolijo y cuidadoso.«Es importante mantener actualizada su información y perfiles para que puedan acceder adecuadamente a postulaciones», formula Carlos San Román.

Si bien cada red social o profesional cumple un objetivo diferente, Jimena Mendoza considera que, dada su importancia y características, LinkedIn es una herramienta profesional que ya no es «opcional» para un ejecutivo.

De lo que se trata, en suma, es que los profesionales tomen conciencia y control de su marca digital. «Así como estar en las redes sociales de una manera correcta puede abrirnos oportunidades, un mal manejo y poco cuidado pueden cerrárnoslas», advierte Mendoza.

Empresas peruanas

A estas alturas, ya muchas empresas locales han comprendido el alcance de las nuevas herramientas online y han adoptado esta tendencia para realizar sus reclutamientos. «Es el caso de Trabajando.com que, ante la masificación de dichas redes, ha implementado un sistema para que todos sus seguidores puedan acceder a las más variadas ofertas laborales y enterarse de las últimas novedades del mundo del trabajo», expone Ernesto Velarde.

Jimena Mendoza coincide que, en general, hay un mayor uso de las redes por parte de las empresas peruanas, sobretodo de LinkedIn.

Es, entonces, creciente el número de empresas que están acudiendo a las redes sociales en su búsqueda de talento y de referencias sobre posibles candidatos a un puesto. Esta tendencia se va a mantener conforme las organizaciones entiendan el carácter complementario de esta innovadora herramienta y logren integrarla a los métodos tradicionales.

Comentarios:

#1 23:58:28 | 2013-02-08, Publicado por: Richard García Ishimine

El crecimiento económico que ha venido teniendo el Perú a permitido que muchas empresas se desarrollen y sean competitivas. Esto ha ido de la mano con una demanda por talentos de diferentes mandos, llegando a un punto en donde cada vez es más difícil encontrar. Las organizaciones reclutadoras hacen uso de medios online que permitan encontrar directivos que cumplan con el perfil, que muchas veces no solo son académicos sino de habilidades “blandas”, que lideren equipos hacia objetivos establecidos.


#2 11:37:14 | 2013-02-05, Publicado por: Rado

Me parecio interesante!
Meli


Comentarios