Premio ABE: Las buenas prácticas laborales se abren paso

4443

Cada año son más las empresas que participan en eventos en donde se premian los aportes más notables y exitosos en lo que se refiere a la gestión de personas. La masiva participación en la reciente edición del Premio ABE a la Responsabilidad Social Laboral confirma ese reanimado interés que mantienen las empresas por concurrir a este tipo de eventos.

Como se sabe, este premio reconoce los aportes más notables de buenas prácticas laborales, tomando en consideración el respeto a los trabajadores, la innovación de la práctica, el impacto tanto en la empresa como en la sociedad y el alcance interno.

En la cuarta versión del Premio ABE 2017, recientemente llevada a cabo, las propuestas se han distinguido por ser muy innovadoras, de gran impacto en los colaboradores y en la productividad de la organización.

El diseño y el detalle de estos programas que han sido premiados en las diferentes categorías nos revelan la madurez que está alcanzando la gestión de personas en nuestro país.

«Este tipo de incentivos a las buenas prácticas laborales como es el Premio ABE, impulsa el desarrollo de nuevas acciones, que decantan siempre en beneficio de los trabajadores, sus familias y la sociedad», afirma Miguel Caldas, Gerente de Recursos Humanos de Unicon.

Miguel Caldas

Unicon ha participado en el Premio ABE 2017 con cuatro programas. Ha ganado en la categoría Mejor Programa de Beneficios con el proyecto «Comprometidos con tu familia». En los otros tres ha obtenido resultados notables.

«El evento adiciona una motivación a mejorar la gestión de personas, porque nos ayuda a identificar y compartir buenas prácticas empresariales. Hoy las empresas tenemos la posibilidad de compararnos con los mejores procesos en Recursos Humanos y realizar la mejora continua», sostiene Jorge Castillo, Jefe de Responsabilidad Social y Capacitación de Siderperu.

Siderperu ha resultado ganador de la categoría Desarrollo de Proveedores con el proyecto «Desarrollo de Recicladores Metálicos».

Jorge Castillo

Sin duda, lo primero que destacan nuestros entrevistados es que existe una serie de beneficios de contar con excelentes prácticas laborales. El principal es contar con colaboradores más comprometidos y productivos y todo lo que eso significa para la organización.

Ciertamente, es a través de las personas que se logran los resultados de negocio. Y son los programas que desarrollan las áreas de Recursos Humanos los que encaminan a las personas, en gran medida, hacia esos resultados de negocio.

Eso se puede ver con claridad en los programas que han descollado en el último Premio ABE. Los ganadores de este premio nos cuentan en detalle su experiencia.

Los programas
Por ejemplo, el programa de beneficios «Comprometidos con tu familia» de Unicon se distingue por ser una propuesta integral de beneficios para las familias de los colaboradores. A través de este programa, la familia del colaborador puede impulsar sus proyectos de vida, desarrollar capacidades y tener oportunidades de reconocimiento y emprendimiento. «Todo eso redunda en el bienestar del trabajador, su familia y la sociedad, lo que lo convierte en un modelo a seguir», señala Miguel Caldas.

«Comprometidos con tu familia» está conformado además por los siguientes programas: Premio a la Excelencia Educativa, Concretando mi Proyecto de Vida (ambos orientados a los hijos de los trabajadores) y Mujeres en Acción (dirigido a las esposas y madres).

En tanto, el enfoque de Siderperu, con el proyecto denominado «Desarrollo de Proveedores: Recicladores Metálicos», ha apuntado a integrar a su cadena productiva de valor a los recicladores metálicos pequeños y medianos a nivel nacional. Y lo ha conseguido con mucho éxito.

Esa integración ha sido posible gracias al desarrollo de un programa de capacitación y asistencia técnica, que han ayudado a mejorar notablemente la gestión de los recicladores metálicos.

«Les brindamos mayores oportunidades de mercado al asegurarles la compra; de este modo, ellos crecen y se desarrollan como empresas modernas y formales», explica Jorge Castillo.

Los detalles
En detalle, el proyecto «Desarrollo de Proveedores» considera 50 horas de capacitación individual (por centro de reciclaje) en temas de administración, contabilidad, seguridad, salud ocupacional, liderazgo, etcétera. También brinda 30 horas de asistencia técnica. Además, Siderperu brinda a estos proveedores un módulo de seguridad y salud ocupacional, entregando equipos de protección personal.

«Una vez al año, realizamos el “Encuentro con Recicladores Metálicos”, en el que nuestros proveedores visitan nuestro complejo siderúrgico, se capacitan y aprenden acerca de la calidad de chatarra que deben de proveer», explica Jorge Castillo.

Otro elemento importante del programa es la certificación progresiva que ofrece. El reciclador al mejorar su gestión puede lograr la certificación especial Certipyme nivel 1, que es un sello distintivo de competitividad para pequeñas y medianas empresas.

En suma, es un proyecto bastante ambicioso y de alcance económico, social y ambiental. «Cuando un proveedor se formaliza, entonces crece, aumentan sus ingresos económicos y se genera más trabajo y mejora la calidad de vida. Otro aspecto de suma importancia es el ambiental: al reciclar chatarra ayudamos a cuidar nuestro medio ambiente», resume Jorge Castillo.

Alineamiento
Como se ha señalado, Unicon además ha participado con mucho éxito con otros tres programas. Ha obtenido una Mención Especial del Jurado con el «Programa de Reconocimiento Integral Valorarte», que tiene como objetivo fomentar el alineamiento constante de los colaboradores con los valores de la organización.

Este programa consta de seis subprogramas: Valores en Concreto (elección de los representantes de los valores), Tarjetas de Reconocimiento (reconocimiento diario por parte de los jefes a sus colaboradores), Mejores Vendedores, Trabajadores más seguros, Experiencia que suma (por tiempo de servicio), y Dejando Huella (jubilados).

También ha alcanzado otra Mención Especial con el proyecto «Comité de Transportistas Unicon», en la categoría Mejor Programa de Desarrollo de Proveedores. Este ha sido desarrollado en conjunto con los transportistas de agregados y cemento de Lima «En este caso, el objetivo es incrementar la sostenibilidad de nuestras operaciones a través de actividades específicas que propicien la mejora continua de sus miembros y generen un impacto positivo en los colaboradores de las empresas participantes y la comunidad desde cinco frentes: salud, seguridad, medio ambiente, emergencia y relacionamiento comunitario», explica Miguel Caldas.

Finalmente, con el «Programa Desarrollo de Líderes», Unicon ha pasado a ser finalista en la categoría Mejor Programa de Capacitación de Dirección de Personas.

Necesidades de negocio
Esas innovadoras prácticas de gestión de personas que han sacado adelante estas empresas tienen su raíz en profundas necesidades de negocio y que, a la vez, han logrado un impacto notable en los colaboradores, la sociedad y el medio ambiente.

Cada uno de los programas de Unicon forma parte de una lograda propuesta de valor que ha diseñado la compañía para los colaboradores que conforman la organización y, asimismo, se ha convertido en una potente herramienta para atraer nuevo talento. Sin duda, es una interesante manera de diferenciarse en un mercado tan competitivo.

«El objetivo de los programas es otorgar beneficios especiales a nuestros colaboradores, a sus familiares y también a nuestros proveedores. Para nosotros es claro que el crecimiento de la empresa depende del desarrollo de todos los que conformamos la organización y de que brindemos el 110% de nuestro esfuerzo», subraya Miguel Caldas.

Diseñar estrategias orientadas a los grupos de interés que están fuera de la organización, como son, por ejemplo, los proveedores, resultan también muy útiles para mejorar las condiciones del negocio y afianzar la gestión de personas.

Es el caso del programa «Desarrollo de Proveedores: Recicladores Metálicos» de Siderperu, proyecto que ha hecho posible alcanzar un objetivo estratégico trascendental para la compañía: garantizar que la cadena de suministros este conformado con proveedores de productos y servicios de alta y comprobada calidad. «Esto último es particularmente importante, puesto que Siderperu fabrica desde hace más de 60 años productos de acero con un riguroso control de calidad», señala Jorge Castillo.

Afianza el compromiso
El ejecutivo de Siderperu añade que ese programa es muy apreciado por sus colaboradores, quienes participan directamente. Esto ha elevado la motivación entre los colaboradores y ha afianzado el compromiso que estos tienen con la organización.

Se puede decir, entonces, que cuando se despliegan beneficios e incentivos que van más allá de lo que establece el marco legal, es posible desarrollar estrategias con más impacto en la motivación y compromiso de los colaboradores y, por lo tanto, en desempeño de cada persona y en la productividad de toda la organización.

Por ejemplo, los programas que Unicon ha ejecutado en cada uno de los públicos objetivos ha elevado la satisfacción de los colaboradores y sus familias con lo que han mejorado sus indicadores de clima laboral. «Para nosotros es claro que a través de las personas es que se consiguen resultados de negocios. Definitivamente, un mejor trato a los colaboradores siempre brinda motivación y genera un mayor compromiso con la empresa, lo que repercute en el desempeño personal, mejorando así la productividad de la organización», asegura Miguel Caldas.

En el caso de Siderperu, no solo han conseguido proveedores confiables y certificados, sino que han aumentado la disponibilidad y calidad de una materia prima importante para el proceso de fabricación del acero. Actualmente cuentan con 46 empresas proveedoras mejor capacitadas (en las ciudades de Lima, Chimbote, Trujillo, Chiclayo, Cajamarca y Piura), de las cuales 36 empresas están certificadas con Certipyme nivel 1. Al año Siderperu compra, en promedio, 38 millones de dólares, que son ingresos para los recicladores metálicos, con los que ha desarrollado relaciones sólidas y duraderas.

«El aporte de una gran empresa, como Siderperu, se refleja también en el crecimiento de sus empresas proveedoras, las cuales cumplen la legislación y generan trabajo», anota Jorge Castillo.

Elementos a considerar
Lo común de estos programas  es que, además de apuntalar la gestión de personas, contribuyen a obtener resultados concretos en términos de negocios. Para desarrollar un proyecto que cumpla con esos objetivos es preciso considerar varios aspectos que resultan indispensables.

En primer lugar, para asegurarse que la propuesta de beneficio sea la adecuada y de gran impacto en el colaborador, es preciso conocer muy bien al público interno. Por ejemplo, hay que conocer las necesidades de los colaboradores, qué es lo que más valoran y sobretodo escucharlos permanentemente.

«El alineamiento a nivel gerencial también es básico para cualquier iniciativa de recursos humanos. Nosotros podemos decir que contamos con el soporte del Directorio y la Gerencia General de la empresa, por lo que las iniciativas presentadas son apoyadas desde el inicio», comenta Miguel Caldas.

El error más común es creer que cualquier iniciativa va a ser siempre apoyada por el colaborador desde el comienzo, eso no es siempre así. Por lo tanto, es indispensable contar con un sistema adecuado de comunicación.

Si el objetivo es crear valor compartido con los stakeholders, como son los proveedores, por ejemplo, se debe partir identificando qué oportunidades de mejora existen en los procesos de la empresa. También es clave distinguir a los proveedores con los que se comparten objetivos comunes.

«Específicamente, en las políticas de Responsabilidad Social se deben priorizar la inclusión social, identificando y desarrollando a sectores de bajos ingresos económicos, y apoyándolos para que se conviertan en proveedores», sugiere Jorge Castillo.

Siempre se debe tener especial cuidado que el programa cumpla los tiempos y metas establecidos; de esto depende, en gran medida, su éxito.

Vivencias alentadoras
La experiencia muy alentadora que ha tenido con el programa «Desarrollo de Proveedores» ha animado a Jorge Castillo a seguir generando proyectos que favorezcan a determinados sectores y que sean factibles de integrarse a la cadena de valor productiva de Siderperu.

«Vamos a seguir participando en eventos que premian las buenas prácticas laborales, y vamos seguir contribuyendo y aprendiendo de otras experiencias para continuar creciendo», refiere Castillo.

Miguel Caldas se muestra igualmente optimista con las distinciones obtenidas en los cuatro programas con los que han participado, y señala que seguirán presentándose en eventos que reconozcan los avances en la gestión de personas.

«Ser reconocidas siempre marca una diferencia para las organizaciones. Además, es una forma de dar a conocer la preocupación que tenemos por nuestros colaboradores y, asimismo, es una manera de fortalecer nuestra marca como empleador», comenta Caldas.

No cabe duda que celebrar, premiar y compartir las exitosas prácticas de gestión de personas alienta la mejora continua de los colaboradores, de las empresas y de la sociedad en general.

Comentarios