Ganadera Santa Elena S.A.

3807

De izquierda a derecha:

Giannina Gamarra Landa (Asistenta Social), Menis Takahashi Yupanqui (Asistente Recursos Humanos Lima), Max Cipion Rivadeneira (Gerente Recursos Humanos) y Karim Sarmiento Cabezudo (Asistente Recursos Humanos Sur).
 

Nuestra empresa inicia su actividad avícola en octubre de 1996 criando y comercializando aves. Siete años después ampliamos nuestra oferta al incorporar la producción y comercialización de huevos. Hemos crecido en forma saludable, pues ahora contamos con los procesos de: Reproductoras, Incubación,  de Pollos carne y  Gallinas ponedoras. De igual manera con procesos de soporte: Planta de Alimento Balanceado para aves, Nutrición, Mantenimiento, Logística, Sistemas y Recursos Humanos.

La política general y principal de nuestra empresa es de siempre buscar la Calidad, por consiguiente nos preocupamos por nuestros trabajadores, por su seguridad, desarrollo y en general por darles un trato digno y justo. Hoy con el esfuerzo de todos acabamos de ser una empresa certificada con ISO 9001:2008

Sin duda, actualmente el pollo de Santa Elena es considerado uno de los mejores  en el mercado por el  uso de recursos de primera calidad cuidadosamente seleccionados.

Nuestra Misión: Somos una empresa peruana que cuenta  con una fuerza laboral comprometida y especializada en la producción eficiente de alimentos de origen avícola que aporta valor nutricional a la alimentación de las familias con  productos saludables y de calidad.

Nuestros Valores son: la Calidad, Eficiencia, Honradez y el Trabajo en Equipo

Recursos Humanos

El área de Recursos Humanos se constituye hoy como el socio estratégico en la gestión operacional de nuestro negocio, apoyando siempre en el accionar de nuestros procesos de valor y de soporte en lo referente al factor humano. Recursos Humanos actúa como gestor, en el amplio sentido de la palabra, caracterizándonos por un espíritu integrador, proactivo, que fomenta el apoyo mutuo, la ética y un alto sentido de servicio al cliente.

Tenemos como responsabilidad el de planear, organizar, coordinar y controlar las técnicas y actividades capaces de promover el desempeño eficiente del personal, esperando recibir el máximo de si, con una actitud positiva, favorable y adecuada. Significando esto último que las destrezas y competencias aportadas por el trabajador deben tener el nivel de acuerdo con los requerimientos del puesto de trabajo pues en nuestra empresa entendemos que el recurso humano es el capital principal, el cual posee habilidades y características que nos dan vida, movimiento y acción a toda nuestra organización garantizando nuestro éxito.

Nuestros mayores retos son la de generar una cultura comprometida, ganadora, orientada a resultados y nuestro accionar diario nos lleva a cumplirlas buscando siempre las mejoras continuas.

 

Comentarios