«Las evaluaciones poligráficas ganan terreno en el ámbito empresarial»

1136

¿Cuáles van a ser los principales lineamientos de su gestión?

En principio, vamos a insistir en una mayor información acerca de la práctica de la poligrafía. Hay muchos aspectos que todavía no están claros para muchas personas, quienes incluso tienen percepciones equivocadas, como creer que la práctica de la poligrafía es ilegal o que invade la intimidad de la persona.

En segundo lugar, vamos a brindar el soporte académico a todos nuestros poligrafistas asociados. La Asociación Americana de Poligrafistas, por ejemplo, nos insta, como asociado, mantener una instrucción continua de, por lo menos, un curso de actualización cada dos años. A su vez, la Asociación Latinoamericana de Poligrafistas también exige esa formación continua.

En las reuniones que realiza la Asociación Latinoamericana de Poligrafistas, cada año, en el mes de octubre y durante tres días, se brindan charlas de capacitación. Acá el poligrafista recibe cursos de actualización en cuanto a las técnicas de poligrafía y los avances científicos.

Además, ya hemos comenzado, en noviembre último, con las charlas virtuales. Mediante la tecnología estamos ofreciendo capacitación a los poligrafistas de toda Latinoamérica.

¿Es importante mantener los estándares de calidad del servicio?

Sin duda. Velar por el fiel cumplimiento de la norma y de los estándares de práctica, es el tercer lineamiento en el que vamos a poner mucho énfasis.

La Asociación Americana de Poligrafistas indica que para que una evaluación sea eficiente tiene que coincidir tres elementos. El primero es la preparación del poligrafista, quién, además de certificarse como poligrafista, tiene que sustentar una educación continua con cursos de actualización. Segundo, se tiene que cumplir las técnicas, las normas y estándares de práctica validadas. Y, en tercer lugar, es importante la experiencia del poligrafista. Si concurren estos tres puntos, la evaluación poligráfica va a ser eficiente, es decir, va a lograr los porcentajes de efectividad establecidos.

¿Cuál es el margen de acierto de estas pruebas?

La efectividad del polígrafo es de 98.8%. Lo primero que hay que tener claro es que el polígrafo no registra mentiras, lo que hace es registrar alteraciones psicofisiológicas involuntarias o nerviosas, producto de un temor. Entonces, como equipo registrador de este tipo de alteraciones, tiene 98.8% de efectividad.

Pero, además del equipo la evaluación poligráfica abarca más elementos. Para lograr una efectiva evaluación poligráfica se tiene que cumplir con los tres pasos que señalé anteriormente.

¿Cómo está desarrollándose en el Perú las evaluaciones poligráficas?

En Perú la poligrafía ya tiene cerca de diez años como práctica comercial. Los primeros poligrafistas llegaron a comienzos de la década anterior.

Pero es en los últimos cuatro años que la poligrafía a nivel comercial se ha incrementado notoriamente. En 2009, éramos apenas 12 poligrafistas,y hoy somos aproximadamente 100 poligrafistas capacitados ya en Perú.

Para ser poligrafista uno tiene que capacitarse en una escuela certificada por la Asociación Americana de Poligrafistas. Esta escuela tiene que reunir una serie de requisitos y de horas lectivas de cursos (que son en total 470).

Antes, un poligrafista tenía que estudiar en escuelas que se ubicaban en Estados Unidos, México y Colombia. Pero en 2011 esas escuelas comenzaron a llegar a Perú. Hoy tenemos dos escuelas debidamente certificadas en Lima. Eso ha hecho que se incremente el  número de poligrafistas.

¿Todos laboran en el sector privado?

El mayor número de poligrafistas se encuentra laborando en las fuerzas armadas y policiales, especialmente en esta última. Entonces, alrededor de 30 poligrafistas son los que se desenvuelven en el ámbito privado.

¿Cómo evalúa el interés de las empresas por las evaluaciones poligráficas?

Las empresas poco a poco han ido implementando estas evaluaciones dentro de sus procesos. Hay que considerar que la poligrafía es una herramienta de prevención y control. Cuando se escucha hablar del polígrafo, todavía se asocia a un proceso de investigación acerca, por ejemplo, de un robo en un almacén. Ciertamente, a través de las pruebas poligráficas se puede evidenciar a las personas comprometidas.

Pero, ¿las empresas lo están incorporando, además, en otros procesos?

Existen tres tipos de evaluaciones poligráficas que, a nivel comercial, se están desarrollando en nuestro país. La primera es la evaluación de investigación, que acabo de señalar.

La otra es la evaluación poligráfica de preselección, que se aplica a las personas que están próximas a ingresar a una empresa. El objetivo es confirmar la veracidad de la información que han proporcionado estas personasen el proceso de selección. Se trata de un filtro más dentro del proceso de selección que, como se sabe, está conformada por las evaluaciones psicológicas, verificaciones, etcétera.

Hay que tener en cuenta que el 10% de las personas que presentan su currículum vitae, coloca información falsa. Eso se evidencia con la evaluación poligráfica.

¿Ayuda a revelar aspectos relacionados, por ejemplo, con conductas ilícitas?

Si bien es cierto que las empresas adoptan herramientas de control, como las verificaciones de antecedentes penales, judiciales, policiales, éstas no pueden determinar aquellos actos ilícitos no denunciaos o no descubiertos. Pero a través de una herramienta como la poligrafía estos actos si puede ser evidenciados.

¿Cuál es el tercer uso comercial de la poligrafía?

Otra prueba que se realiza a nivel comercial son las evaluaciones de rutina o de control. En este caso, la finalidad es confirmar el cumplimiento de normas y disposiciones. Visto desde otro lado, esta evaluación tiene por objeto identificar o prevenir la realización de un probable acto ilícito o deshonesto. Son pruebas que pueden ser realizadas una o dos veces al año.

Así como han adoptado mecanismo de control como los circuitos cerrados de televisión, vigilancia e inspección en las puertas de ingreso, también las evaluaciones poligráficas son un elemento de control.

¿Qué le recomendaría a las empresas que desean incorporar la poligrafía en sus procesos?

En principio, las empresas deben brindar mucha información a sus colaboradores acerca de lo que es realmente una evaluación poligráfica, explicarles en qué consiste. Cuando las personas no comprenden cabalmente en qué consiste, al momento de la evaluación pueden cambiar de parecer. Y es que muchas personas creen que se les va a preguntar aspectos personales o de su vida íntima.

La recomendación a los gestores de personas, es que sean ellos los primeros en pasar por una evaluación de este tipo. Así van a contribuir, además, a reforzar ciertos aspectos de la entrevista poligráfica, al señalar en qué puntos se debe de hacer más énfasis. De hecho, las preguntas de la evaluación los propone la empresa con colaboración del poligrafista.

¿No se pregunta aspectos de la vida personal o privada?

En ningún aspecto la prueba poligráfica invade la privacidad de las personas. No se realiza ninguna pregunta relacionada, por ejemplo, a la intimidad de las personas. Por decir, en una evaluación de pre empleo, las preguntas se circunscriben únicamente a la información que se consignan en el currículum vitae.

¿Algún servicio en particular goza de mayor demanda?

Actualmente existe una fuerte demanda por los servicios de evaluación poligráfica aplicada a los procesos de preselección. Ya muchas empresas establecen como requisito asistir a la evaluación poligráfica.

Pero, igualmente, hay un aumento en la demanda de evaluaciones de rutina o de control. Estimo que en el corto plazo también esta modalidad va a experimentar un fuerte aumento a nivel nacional, impulsadas por las empresas que ya vienen utilizando las evaluaciones de preselección; porque son empresas que ya tienen una cultura de evaluación poligráfica.

¿Cómo ves el desarrollo futuro de la poligrafía en nuestro país?

A nivel comercial, se avizora un panorama optimista, porque las empresas han comenzado a demandar en forma creciente estos servicios, como parte de sus sistemas de control. Ahora, en el ámbito estatal y judicial, ya se han realizado evaluaciones poligráficas en apoyo a las pericias judiciales. Falta que el Ministerio Público tenga mayor conocimiento de los diversos alcances de la evaluación poligráfica.

 

 

Comentarios