«La empatía es una eficaz herramienta de integración»

2815

¿Es importante la empatía en los entornos de trabajo?

La empatía es una competencia o habilidad que requieren desarrollar especialmente los psicólogos, para conectarse con la otra persona e identificar que es lo que le está ocurriendo sin necesidad de preguntarle. Le basta, entonces, solo observar a la otra persona para saber qué le sucede.

Pero es muy importante también desarrollar la empatía en el trabajo, porque es una manera de humanizar a la empresa. El área de Recursos Humanos podría promover esta competencia en los colaboradores. Así éstos se van a sentir escuchados, atendidos por parte de la empresa.

Sin duda, la empatía favorece el clima laboral, mejorando la relación de los colaboradores con los supervisores y jefes. Se forma así una cadena de empatía y reciprocidad.

¿La empatía tiene alguna relación con la simpatía?

La empatía va más allá de la simpatía. Muchos vendedores son muy simpáticos, es decir agradan y caen muy bien; son personas que generan una «química» especial en determinado momento con los clientes. Pero la empatía va más allá, busca vincularse de forma más profunda con la otra persona.

A través de la empatía, la empresa puede entender y ayudar a resolver los problemas de sus colaboradores. Éstos, en reciprocidad, van a estar más enfocados en su trabajo y van a mejorar su contribución a la organización.

Entonces, es importante contar con líderes empáticos…

Lo deberían desarrollar todos los colaboradores; pero, sin duda, es una habilidad que tiene que ser desarrollada por los jefes, supervisores o gerentes, es decir, los líderes que tienen personal a cargo.

Un gerente empático no solamente va a liderar el grupo, sino va a conectarse con cada uno de sus integrantes de forma más personalizada, logrando más capacidad de influencia. Entonces, la empatía posibilita establecer un contacto más cercano y directo. No cabe duda de que es una herramienta muy poderosa para integrar a las personas. Por eso es muy importante que los líderes sean promotores de esta competencia.

¿Cómo desarrollar esta habilidad?

Pero hay consejos muy sencillos para mejorar  nuestra empatía. Por ejemplo, apagar el celular o dejar de mirar la pantalla de la computadora cuando hablamos con una persona y brindarle así toda nuestra la atención.

Ciertamente, existen talleres de capacitación donde se incentiva y sensibiliza a las personas. Desarrollar la empatía requiere de una práctica constante dentro de las organizaciones. Particularmente se debe capacitar a los gerentes de Recursos Humanos y a los líderes de cada área.

Muchas veces las personas –incluso los mismos psicólogos– dejan de lado la empatía, porque la carga laboral puede contribuir a deshumanizar las relaciones y nos olvidamos que somos personas y trabajamos con personas.

¿Recursos Humanos tiene un rol clave?

El área de Recursos Humanos debería ser el estratega en utilizar este concepto y promoverlo en los demás, porque es el que trabaja directamente con las personas. Si Recursos Humanos no practica la empatía, va a ser difícil que los demás puedan hacerlo.

Lo primero que debería hacer es promover el desarrollo de la empatía en los líderes, para sensibilizarlos sobre la importancia de acercarse un poco más a los colaboradores, de detectar oportunamente los problemas de éstos y ayudarlos a mejorar su situación.

Para nosotros, la empatía es una variable que debería formar parte de las evaluaciones de clima laboral, para determinar si existe esa cercanía y reciprocidad entre los jefes y los demás colaboradores.

Por último, ¿las empresas peruanas están interesadas en fomentar la empatía?

Son pocas las empresas que tocan explícitamente el tema de la empatía. Sin embargo, en aspectos como la comunicación o la atención al cliente está implícito el concepto de empatía, porque para poder comunicarte bien, por ejemplo, tienes que ser muy empático. Las empresas deberían conocer más este tema.

 

 

Comentarios