«El voluntariado tiene un gran impacto estratégico en la gestión de personas»

1029

¿Cómo ha venido desarrollándose el voluntariado en la región?

En general, en América Latina, en los últimos tres años, ha habido un impulso muy importante del voluntariado corporativo. Son las propias empresas las que están tratando de acercarse a la comunidad utilizando el voluntariado como una de las herramientas principales. Yo diría que esa evolución ha devenido en un boom hoy en día.

¿Las empresas tienen un enfoque único respecto del voluntariado?

Cada empresa está buscando un modelo adecuado, pues es un tema nuevo para muchas. Hay que tener en cuenta el objetivo que persigue la empresa con el voluntariado, y hay empresas que pueden perseguir más de un objetivo para acercarse a la comunidad. Algunas, entonces, pueden tener un objetivo relacionado con la gestión de personas y están dirigidas por el área de Recursos Humanos, con un enfoque más centrado en los empleados y quizá no tanto en la propia comunidad. Entonces, depende del objetivo que se persigue con el voluntariado.

¿El objetivo final es generar valor a la empresa?

Nosotros creemos que el voluntariado tiene que generar valor, porque al final una empresa es una organización con ánimo de lucro y requiere generar ingresos para sobrevivir. Sin embargo, algunas empresas desarrollan programas importantes por pura filantropía. Pero, si la empresa percibe que con el voluntariado, además de ayudar a la comunidad y a la sociedad, logra un retorno para su negocio, entonces va a avanzar hacia programas mucho más sólidos, solventes, de más presupuesto y más voluntarios. Eso finalmente repercute en un mayor impacto social.

Por eso, es importante que la empresa entienda que estos programas no son eventuales, sino que pueden tener un valor estratégico para la empresa.

¿Cómo enfocar el voluntariado desde la gestión de personas?

Es en el impacto de la gestión de personas donde más claro se está viendo el aporte estratégico del voluntariado al negocio. En un estudio realizado en 2012, en 11 empresas de cinco diferentes países, tratamos de determinar si había diferencias en el nivel de desarrollo de competencias entre los empleados que hacían voluntariado y  los que no. Se demostró estadísticamente que los empleados que realizan actividades de voluntariado tenían un nivel de competencias superior, en las cuatro competencias analizadas, respecto de los que no hacen voluntariado.

Sin duda, tiene un impacto importante en temas de motivación, mejora de clima, comunicación interna, trabajo en equipo, liderazgo, innovación de los empleados. Por eso, cada vez más estos programas tienen una vinculación más estrecha con la gestión de personas.

¿Esto es una tendencia?

En España es una tendencia. Los programas están pasando de las áreas de Responsabilidad Social, Fundación o Comunicación hacia el área de Recursos Humanos. Es decir, cada vez hay más programas de voluntariado dirigidos desde el área de Recursos Humanos. La otra área importante desde donde se dirigen estos programas es Responsabilidad Social Corporativa. Pero, lo que se observa es que los programas sólidos están muy vinculados con el área de Recursos Humanos.

¿Es importante alinear los programas con la estrategia del negocio?

Es un proceso crítico el hecho de alinear los programas de voluntariado corporativo a la estrategia de la compañía. Muchos programas han surgido de manera más espontánea, impulsado por sus empleados en unos casos y en otros porque un alto ejecutivo tiene una manera de enfocar la vida ayudando a un colectivo de personas.

Entonces, para que esos programas se hagan sólidos, con más recursos y potencial, se requiere vincularlos más al negocio.

¿Es muy costoso el voluntariado corporativo?

Todo depende del tipo de programa. Si son masivos requieren de cierta logística, desplazamiento de materiales, etcétera. Sin duda, se necesita contar con una mínima estructura y asignar los roles. Muchas empresas, con los propios voluntarios, crean comités que espontáneamente apoyan al responsable del voluntariado corporativo. En muchos casos no requiere de grandes inversiones.

Finalmente, ¿seguirá avanzando el voluntariado corporativo?

No tengo la menor duda de que seguirá avanzando. Percibimos además el interés de muchas instituciones públicas, nacionales e internacionales en el voluntariado corporativo. Naciones Unidas ha propuesto una iniciativa global en este sentido. En Europa, por su parte, el parlamento europeo está urgiendo a los Estados de la Unión Europea a que promuevan el voluntariado.

Si, además, las empresas consiguen vincularlo al negocio, el voluntariado se va a multiplicar. Por su parte, la comunidad lo tiene que ver como una oportunidad de disponer de profesionales voluntarios y de estrechar alianzas con las empresas, que a su vez puede llevarlos a desarrollar proyectos más ambiciosos.

 

Comentarios:

 

#1 13:05:10 | 2014-04-15, Publicado por: CESIA GADEA FLORES

 

me parece una excelente idea que haya en las empresa el voluntariado en rr.hh., de hecho a mi me gustaría colaborar como voluntariado.


Comentarios