«El coaching permite al gerente ser un “malabarista” exitoso en su gestión»

1108

¿Cómo evalúa el contexto actual que enfrentan los gerentes? 

El contexto actual constituye un gran reto porque estamos ante un escenario inestable, tanto desde el punto de vista económico, cultural, de las expectativas y también de los mercados. Además, a excepción de economías como la peruana, las demás están atravesando por una etapa de crisis, donde la recesión plantea retos bien importantes para el quehacer de la gerencia, que no es otra cosa que el arte de alcanzar y facilitar resultados.

Adicionalmente a los factores externos existen desafíos internos. La gente que trabaja en las organizaciones, está cada vez más informada, mejor formada, con expectativas, lo que hace más compleja y rica la gestión gerencial.

Entonces, el gerente en este momento, sin importar si es una gran empresa o de una micro y pequeña empresa, necesita enfrentar con calidad todos estos retos. Yo considero que en este momento los gerentes son como capitanes de un barco en medio de un océano muy movido, con olas muy altas y con tormentas, y que necesitan saber cómo manejar ese entorno muy retador.

En ese contexto ¿cómo debe enfocar su rol el gerente moderno?

Eso va a depender del  nivel y de la función que ocupen dentro de la organización. Si es un gerente operativo, pues tiene que enfocarse en resultados. Pero, si estamos hablando de un gerente de alto nivel, éste tiene que, adicionalmente, aportar en cuanto alo que es el pensamiento estratégico, capacidad de anticipar, de manejar la incertidumbre, de influir en el estado de ánimo y en el compromiso del resto de la estructura organizacional.

Por lo tanto, los dos grandes retos que en este momento enfrentan los gerentes son, por un lado, lograr resultados consistentes y, por otro, tener una grancapacidad de influencia, de tal manera en los seres humanos que lo acompañan en la organización se mantengan identificados, comprometidos y motivados con el trabajo que realizan.

Señalaste que el gerente hoy en día afronta un escenario muy inestable…

Ahí quiero agregar un tercer desafío, y este es saber manejar la incertidumbre y los cambios permanentes que complican aún más su labor.

En este momento los ejecutivos tienen que lograr un delicado equilibrio, es como practicar malabarismo con varios conceptos: el pensamiento estratégico, anticipar y manejar la incertidumbre,  garantizar el compromiso de su gente y, a la vez, presionar lo suficiente para alcanzar resultados en momentos de crisis.

No importa si es un gerente de finanzas, de ventas o de administración, él tiene que integrar esas pelotas en el malabar de la gestión gerencial.

En este escenario complicado que planteas para la gerencia actual, ¿cómo ves la importancia de herramientas como el coaching?

Tengo veinte años haciendo coaching con gerentesde la cadena organizacional, y puedo asegurar que es la metodología que mayores satisfacciones está dando en términos de resultados y de motivación, tanto de los gerentes como de los equipos.

Entonces, la herramienta para conseguir que el gerente logre ser ese malabarista exitoso -es decir,que tenga un pensamiento estratégico, influya positivamente y consiga resultados- es el coaching.

¿Por qué?

Simplemente porque proporciona una metodología, una estructura de conversación y de relación que garantiza resultados efectivos. Además, garantiza algo que es vital y que se pierde en el día a día de las organizaciones, como es el aprendizaje organizacional.

Pero, ¿en qué consiste esta metodología?

El coaching es una conversación especializada que garantiza que la persona, a través de esta estructura de conversación y acompañamiento, aprenda a aprender. Más que brindar conocimiento-porque el coach y el proceso de coaching no dan conocimientos, no ofrece información-, es una conversación que ayuda a aprender a pensar en 360 grados. Ayuda a la persona a darse cuenta sobre qué hace, cómo lo hace, y si el resultado que está obteniendo no es el esperado, permite evitar que siga haciendo lo mismo.

El coaching instala en la persona un mecanismo de aprendizaje que luego lo puede generalizar a otros niveles o roles de su vida, como la familia, la pareja o el ámbito personal. Es una herramienta que favorece el desbloque de potencialidades.

Cuando empiezas a incorporar ese mecanismo, los individuos empiezan a ser mucho más productivos, más eficiente en cualquier actividad que realizan dentro de la organización y fuera de ella.

Se ha comprobado que mediante un proceso de coaching, un ejecutivo es capaz de incrementar su productividad en más de 70%.

¿Cómo determinar quiénes son los potenciales candidatos para recibir coaching?

Existe una falsa creencia de que elcoaching solo se hace con ejecutivos que enfrentan problemas de desempeño. Eso no es así. Más aún, los ejecutivos top son los que más recurren al coaching, porque este es el arte de hacer crecer aún más a los ejecutivos más brillantes.

Ahora, la organización debe ayudar a crecer a aquel ejecutivo con el que está comprometido. Es muy importante que el área de Recursos Humanos tenga un rol muy activo en el proceso de selección delas personas que van a recibir coaching.

Pero, siempre hay que tener presente que el coaching es una metodología especializada y, por lo tanto, es preciso que sea adaptado a la organización. La labor del coach es entonces que la persona, dentro de la organización, consiga ser más productivo, que ejerza mejor su liderazgo y motive a su gente, y así se puedan alcanzar las metas del negocio.

Por último, usted ha publicado el libro Gerente, devuelve la pelota, ¿podrías comentarnos un poco sobre esta publicación?

El objetivo de este libro es brindar herramientas concretas, aterrizadas y pragmáticas a los gerentes para que puedan conseguir o generar resultados. Con ese propósito, en el libro explico cómo las herramientas del Coaching ayudan en la gerencia del desempeño, en el trabajo en equipo, en la toma de decisiones, en la solución de problemas y en la motivación. También planteo la idea de que un gerente nunca va a ser coach, sino que lo más importante es que se mantenga gerente y que, dentro de ese rol, utilice de manera efectiva herramientas que aporta la metodología del coaching. Por ejemplo, un coach no da opiniones, un coach permite que la persona vaya a su propio ritmo; esas consideraciones no puede tener un gerente, pues este necesita ser gerente permanentemente. Pero, puede utilizar ciertas herramientas que la metodología del Coaching aporta para que sea más productivo y más eficiente en su rol. Este libro está diseñado y escrito desde la experiencia que he tenido en los últimos años trabajando con cientos de gerentes en toda Iberoamérica.

 

 

Comentarios