«Alinear a los líderes es esencial para mejorar el clima laboral»

1094

¿Cómo están enfocando el tema del clima laboral en Interseguro?

A nosotros nos interesa constituir un ambiente de trabajo donde el colaborador se sienta feliz, un espacio donde le guste estar y trabajar. Y cuando las personas se desenvuelven en un lugar así, ellos reconocen el esfuerzo que realiza la compañía.

Lo importante en este tema es que el interés por las personas sea genuino, que sientan que realmente la empresa se preocupa por su entorno, por su desarrollo personal y profesional. Somos una compañía donde tal vez los sueldos no son los más altos del mercado, pero sí estamos muy preocupados por el desarrollo de nuestros colaboradores.

Tenemos colaboradores muy jóvenes, que han ingresado a trabajar con nosotros sin terminar sus estudios universitarios, entonces, nosotros los apoyamos para que culminen sus estudios, por ejemplo. Asimismo, tenemos convenios con universidades para los interesados en realizar una maestría.

Somos una empresa muy orientada a resultados, y tenemos una preocupación genuina en varios aspectos, como velar por la rentabilidad y sostenibilidad de la compañía, y el interés por el desarrollo de las personas.

Asimismo, nuestra cultura está muy orientada también al detalle. Eso implica atender, escuchar y generar espacios de diálogo con los colaboradores. Siempre digo que Interseguro es una familia y, como en toda familia, existen momentos buenos y también momentos malos, pero lo importante es que nuestros vínculos son bastante sólidos.

¿Qué medidas concretas está tomando en lo que se refiere al clima organizacional?

Son muchas las medidas que estamos desarrollando. Como señalé, nos preocupamos mucho por el desarrollo profesional del colaborador, invertimos bastante en capacitación. Y es que queremos que los beneficios lleguen a todos y no solamente para un grupo.

Adicionalmente, el interés por nuestros colaboradores se extiende hacia sus familiares: realizamos talleres para padres, llevamos a cabo eventos donde participan activamente sus hijos, subvencionamos campañas de vacaciones útiles (es decir la compañía asume una parte del costo), asimismo, tenemos programas denominados family weeks. Otro aspecto es que involucramos a los hijos de los colaboradores en actividades de responsabilidad social, celebramos el día del niño, la navidad, etcétera. Tratamos de explotar mucho el concepto familiar.

Por otro lado, tenemos un esquema de bonos por objetivos para que los colaboradores tengan la oportunidad de obtener algo adicional en base a su esfuerzo. El cuidado de la salud de las personas es otro punto importante, y en este sentido tenemos un  programa que se llama Panel Saludable -y es que asociamos mucho nuestra cultura con la abeja-, y acá hemos desarrollado un paquete que incluye el cuidado alimenticio, exámenes médicos y salud preventiva. Contamos además con el apoyo de una nutricionista y de psicólogos. Adicionalmente, tenemos ferias de salud, al las cuales los colaboradores pueden venir con sus familiares. En fin, tenemos varias actividades más.

¿Cómo evalúas la importancia de los líderes en lo que se refiere al clima laboral?

Considero que es fundamental. Un error común es creer que la gestión y desarrollo del clima organizacional es solo responsabilidad del área de Recursos Humanos. Si partimos de esta visión, nunca vamos a mejorar realmente el entorno de trabajo de nuestros colaboradores. El área de Recursos Humanos brinda las directrices, da la pauta, pero son los líderes los que tienen que transformar la organización y son ellos lo que tienen que capitanear el proceso.

Cuando yo me incorporé a Interseguro en marzo del año 2007, la empresa ya venía participando en el ranking de Great Place to Work desde el año 2003, pero, a pesar que la empresa realizaba un notable esfuerzo a través del área de Recursos Humanos, los resultados, por el contrario, no eran auspiciosos. Y nos dimos cuenta que lo que estaba sucediendo es que no había un alineamiento, es decir, si bien el área de Recursos Humanos realizaba un trabajo bastante arduo, eso no fluía a través de los líderes.

Entonces, la transformación tuvo que realizarse desde la gerencia general hacia abajo, para que todos los líderes de la organización manejaran un mismo discurso y una misma preocupación por mejorar el clima organizacional. Ahora, Juan Carlos Vallejo, nuestro Gerente General, es el principal promotor del clima laboral y los demás líderes lo complementan perfectamente.

No ha sido un proceso fácil, pues tuvieron que irse algunos jefes que no se alineaban con esta cultura, pues si bien eran personas que realizaban muy bien su trabajo, no les nacía un interés genuino por las personas. Realmente ser genuinos nos ha ayudado mucho a consolidarnos como una empresa con un excelente clima laboral.

¿Qué resultados ha venido obteniendo en el Great Place to Work en los últimos años?

Interseguro toma la encuesta del instituto Great Place to Work desde el año 2003, y entra al ranking en el año 2007, en el puesto número 11, ganando ese año también el premio al mayor progreso. Entre el 2003 y el 2006 nuestra evolución no fue muy alentadora, porque íbamos empeorando. En el año 2008 alcanzamos el puesto 5, y ganamos el premio Orgullo, en el 2009 nos mantuvimos en quinto lugar, y conseguimos el premio Respeto. El año pasado avanzamos al puesto número 4, y ganamos nuevamente el premio Orgullo.

¿Qué tan costoso resulta mejorar el clima organizacional?

Es un mito que una gestión exitosa requiera de mucho dinero o de una inversión elevada. En nuestro caso, por ejemplo, nosotros tenemos un presupuesto mínimo, que no llega al 0.2% del total de las primas. Pero, eso justamente hace que seamos más creativos, pues no se necesitan grandes sumas de dinero para realizar cosas que tengan gran impacto. Además, incrementar constantemente el gasto puede ser contraproducente, ya que genera expectativas en los colaboradores que siempre van a querer más. Creo que una medida prudente es no asociar el dinero con un buen clima laboral.

Lo importante es contar con buenos líderes, que estén muy capacitados. Entonces, si hay que realizar gastos, que sea en capacitación.

Pero, ¿requiere de mucho esfuerzo?

Claro que sí, es una tarea que es intensiva en términos de esfuerzo, particularmente en nuestro caso ya que tenemos una cultura muy orientada al detalle. Pero, cuando uno transmite esas ganas de hacer las cosas y logra que los colaboradores sean felices con lo que hacen, se genera un círculo virtuoso, es así que muchas veces se suman espontáneamente colaboradores de otras áreas para ayudarnos en tareas específicas, y lo hacen con mucho agrado porque hemos construido un vínculo muy estrecho entre nosotros.

¿Por qué una empresa debe preocuparse por el clima laboral, qué ventajas le da, que ventajas han obtenido particularmente en Interseguro?

Las razones son simples. En primer lugar porque un buen clima laboral reduce drásticamente la rotación y eso ahorra costos a la empresa como los que se incurren en los procesos de selección, que pueden llegar a ser considerables si la rotación es elevada. Cuando hay un excelente clima laboral las personas no se quiere ir de la organización porque hay un vínculo emocional muy fuerte. En nuestro caso la rotación es bastante baja a pesar que tenemos una gran cantidad de personas en el área de ventas, que es un área que normalmente registra altos índices de rotación.

Otra ventaja de un buen ambiente de trabajo es que promueve una mayor productividad, las personas son mucho más productivas y se enferman mucho menos. Nuestros índices de ausentismo por enfermedad son muy bajos. Nosotros hemos comprobado que un excelente clima laboral impacta en los resultados de la empresa.

PERFIL

Claudia Valdivia, Gerente de Finanzas y Desarrollo Humano, estudió Contabilidad en la Universidad del Pacífico (UP) -es contadora pública colegiada-, y también realizó estudios de administración en esta misma universidad.  Además cuenta con un MBA efectuado en MIT Sloan School of Management, Estados Unidos.

Nuestra entrevistada es casada y tiene un hijo de cuatro años. Ella considera que es indispensable  administrar el tiempo de tal manera que uno pueda dedicarse a lo que realmente le apasiona, que en su caso son su familia y el trabajo. «No es fácil pero siempre encuentro una fórmula para dedicarle el tiempo necesario a ambos. De hecho, los sábados y domingos son exclusivos para mi familia. Una ventaja es que vivo muy cerca de mi trabajo», comenta Claudia.

Entre sus principales aficiones, Claudia señala que le gusta disfrutar de la buena comida, la moda y el shopping. También le fascina viajar, sus próximos destinos son Punta Cana y Disney.

Asimismo, es una asidua lectora de novelas, de libros relacionados a temas de recursos humanos y negocios en general. Ahora está leyendo «Comer, Amar, Rezar» de Gilbert Elizabeth, y hace poco culminó la obra «La alta rentabilidad de la felicidad» de David Fischman.
 

 

Comentarios